tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso con mermelada de fresa

¡Disfruta de esta deliciosa tarta de queso con mermelada de fresa! Su textura suave y cremosa se combina a la perfección con la dulce y frutal mermelada de fresa. Esta receta te hará vibrar de placer con cada bocado.

Por qué te encantará esta receta

  • ¡Sorprende con dulzura! La mermelada de fresa casera eleva el sabor de la clásica tarta de queso a un nuevo nivel.
  • Textura irresistible - La combinación de la cremosidad del queso y la base crujiente de galleta te hará soñar con cada bocado.
  • ¡Fácil y rápida! - Aunque parezca de pastelería, es tan sencilla de preparar que querrás repetir.

Ingredientes necesarios

¡Vamos a preparar juntos esta deliciosa tarta de queso con mermelada de fresa! Para ello, necesitarás reunir los siguientes ingredientes:

  • Galletas - Yo suelo usar galletas tipo María o Digestive para la base, pero tú eliges la que más te guste.
  • Mantequilla - Necesitarás mantequilla derretida para mezclar con las galletas y crear una base consistente.
  • Queso crema - Es imprescindible para obtener una textura cremosa y suave en el relleno. ¡No escatimes en calidad!
  • Azúcar - Endulzaremos tanto la base como el relleno con azúcar, así que asegúrate de tener suficiente en tu despensa.
  • Huevos - Los huevos ayudan a espesar y dar consistencia al relleno. Asegúrate de que estén a temperatura ambiente antes de usarlos.
  • Fresas - Necesitarás unas cuantas fresas frescas y maduras para preparar una riquísima mermelada.
  • Zumo de limón - Un chorrito de zumo de limón le dará un toque de acidez a la mermelada y potenciará su sabor. ¡No te lo saltes!
Tarta de queso con mermelada de fresa

Preparación de la base de galleta

¡La base de galleta es un elemento imprescindible en esta tarta de queso con mermelada de fresa! Sigue estos pasos sencillos para crear una base perfecta.

Primero, tritura las galletas hasta conseguir un polvo fino. Después, mézclalo con la mantequilla derretida. ¡Asegúrate de que la mantequilla esté bien derretida para obtener una mezcla homogénea!

  1. Vierte la mezcla en el molde y presiona firmemente para formar la base. Pro tip: Usa el fondo de un vaso para presionar y conseguir una superficie lisa y uniforme.
  2. Refrigera durante 30 minutos antes de añadir el relleno de queso. Esto ayudará a que la base se asiente y no se desmorone al cortar la tarta.

Elaboración del relleno de queso

¡El relleno de queso es la estrella de esta tarta de queso con mermelada de fresa! Te aseguro que te encantará su cremosidad y su sabor delicioso. Sigue estos pasos sencillos para prepararlo.

Antes de empezar, te recomiendo que uses queso crema de buena calidad para obtener un relleno más suave y cremoso. Además, si quieres darle un toque extra de sabor, puedes añadir una cucharadita de ralladura de limón a la mezcla.

  1. Mezcla todos los ingredientes del relleno en un bol hasta obtener una crema homogénea. Asegúrate de que no queden grumos y de que todos los ingredientes estén bien integrados.
  2. Vierte la crema de queso sobre la base de galleta y alísala con una espátula para que quede uniforme. Si quieres, puedes darle un toque decorativo con un tenedor haciendo líneas en la superficie del relleno.

¡Hornear la tarta de queso con mermelada de fresa es un momento crucial para lograr una textura perfecta! Recuerdo mi primer intento, cuando el relleno se me agrietó terriblemente. Aprendí que la clave está en el control de la temperatura y el tiempo, y en seguir unos sencillos pasos.

Antes de meter la tarta en el horno, precalienta éste a 180°C (arriba y abajo) para garantizar una cocción uniforme. Después, hornea la tarta durante 30-35 minutos, o hasta que el relleno esté ligeramente dorado y firme al tacto. Hazme caso, ¡no abras el horno antes de tiempo! Esto podría hacer que la tarta se hundiera o se agrietara.

Una vez que la tarta esté horneada, déjala enfriar a temperatura ambiente durante unos 15-20 minutos. Después, refrigera la tarta durante al menos 2 horas antes de desmoldarla. Esto ayudará a que la tarta se asiente y evitará que se agriete al desmoldarla.

Tarta de queso con mermelada de fresa

Preparación de la deliciosa mermelada de fresa

¡La mermelada de fresa es un elemento imprescindible en esta receta de tarta de queso! Sigue mis pasos sencillos para prepararla y disfruta de su sabor irresistible.

Recuerdo cuando mi abuela me enseñó a hacer mermelada casera, ¡era una auténtica delicia! Ahora, quiero compartir contigo esta receta para que puedas disfrutarla en tu propia tarta de queso.

  1. En una cazuela, cocina las fresas con azúcar y zumo de limón a fuego medio durante unos 10-15 minutos. Pro tip: Para evitar que la mermelada se queme, remueve suavemente de vez en cuando.
  2. Una vez que las fresas estén tiernas, tritúralas con un tenedor o una batidora hasta obtener la textura deseada. Después, déjala espesar a fuego lento durante unos 5 minutos más.

Receta

Tarta de queso con mermelada de fresa

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos (incluido el enfriado)

Una deliciosa tarta de queso con mermelada de fresa, perfecta para deleitar a tu familia y amigos.

Ingredientes

  • 200 g de galletas tipo María
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 500 g de queso crema
  • 100 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 250 g de fresas
  • 50 g de azúcar (para la mermelada)
  • 1 cucharadita de zumo de limón (para la mermelada)

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C (arriba y abajo) y engrasa un molde desmontable de 22 cm de diámetro.
  • Tritura las galletas en un procesador de alimentos hasta obtener un polvo fino. Derrite la mantequilla y mezcla con las galletas trituradas.
  • Presiona la mezcla de galletas en el fondo del molde y refrigera durante 30 minutos.
  • Bate el queso crema con el azúcar hasta obtener una crema suave. Incorpora los huevos de uno en uno, sin dejar de batir, y añade el extracto de vainilla.
  • Vierte la mezcla de queso sobre la base de galletas y alisa la superficie con una espátula.
  • Hornea durante 30-35 minutos, o hasta que la tarta esté ligeramente dorada y firme al tacto. Deja enfriar a temperatura ambiente y refrigera durante al menos 2 horas antes de desmoldar.
  • Para preparar la mermelada de fresa, lava y corta las fresas en trozos pequeños. Colócalas en una cacerola con el azúcar y el zumo de limón.
  • Cocina a fuego medio durante 10-15 minutos, o hasta que la mermelada espese. Tritura ligeramente con un tenedor o una batidora de inmersión.
  • Extiende la mermelada de fresa sobre la tarta de queso antes de servir.