tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Helado de tarta de queso

¡Este helado de tarta de queso es cremoso, suave y delicioso! Con un sabor a tarta de queso auténtico y una textura sedosa, este helado es el postre perfecto para los amantes de la tarta de queso.

Ingredientes necesarios

Vamos a echar un vistazo a los ingredientes principales que necesitas para preparar este delicioso helado de tarta de queso:

  • Queso crema – Yo prefiero usar queso crema de buena calidad para obtener un sabor más rico y cremoso. ¡No escatimes en este ingrediente!
  • Leche condensada – La leche condensada aporta dulzor y cremosidad al helado. Asegúrate de usar leche condensada entera para lograr la mejor textura.
  • Nata montada – La nata montada es clave para conseguir una textura suave y esponjosa en nuestro helado. Yo siempre la hago en casa, pero puedes usar nata montada comprada si lo prefieres.
Helado de tarta de queso

Pasos previos a la preparación

¡Vamos a ponernos manos a la obra con este irresistible helado de tarta de queso! Antes de empezar, te recomiendo que prepares todos los utensilios que vamos a necesitar y sigas unos sencillos consejos para el proceso de congelación. De esta forma, lograremos un helado cremoso y delicioso.

  • Preparación de los utensilios necesarios: Asegúrate de tener a mano una batidora eléctrica, un recipiente para helados y una espátula. Recuerda que, en mi caso, siempre prefiero utilizar utensilios de calidad para obtener mejores resultados.
  • Recomendaciones para el proceso de congelación: Introduce el recipiente para helados en el congelador durante al menos 2 horas antes de comenzar a preparar la mezcla. Esto es un truco que aprendí hace tiempo y, desde entonces, no preparo un helado sin seguirlo. ¡Te aseguro que conseguirás una textura más cremosa y apetitosa!

Elaboración de la mezcla base

¡Vamos a empezar a preparar la mezcla base de nuestro delicioso helado de tarta de queso! Es muy fácil, solo tienes que seguir estos sencillos pasos.

  1. Batido de los ingredientes principales: En primer lugar, vamos a batir los ingredientes principales hasta obtener una mezcla homogénea. Yo siempre utilizo una batidora eléctrica para asegurarme de que la mezcla queda suave y cremosa. Si prefieres, puedes hacerlo a mano con un batidor, pero te aseguro que te llevará un poco más de tiempo y esfuerzo.
  2. Agregado de ingredientes opcionales: Una vez que tengas la mezcla base lista, es el momento de añadir tus ingredientes opcionales favoritos. Yo suelo añadir trozos de galletas o frutas para darle un toque crujiente y refrescante al helado. Pero tú puedes añadir lo que más te guste: chocolate, caramelo, nueces... ¡El límite lo pones tú!
Helado de tarta de queso

Proceso de congelación

¡Llegó el momento de convertir tu mezcla en un delicioso helado de tarta de queso! Este paso es crucial para obtener la textura perfecta, así que presta atención a los detalles.

Lo primero que debes hacer es verter la mezcla en el recipiente para helados. Asegúrate de que el recipiente esté limpio y seco antes de utilizarlo. Una vez que hayas introducido la mezcla, cierra el recipiente herméticamente para evitar que se forme cristales de hielo.

A continuación, coloca el recipiente en el congelador y deja que la magia suceda. Te recomiendo congelar el helado durante al menos 6 horas para obtener la consistencia óptima. Si tienes prisa, puedes congelarlo durante menos tiempo, pero el helado puede ser más blando.

¡Y eso es todo! Con estos sencillos pasos, tendrás un helado de tarta de queso irresistible listo para disfrutar.

Receta

Helado de tarta de queso

Tiempo de preparación: 20 minutos + congelación

Un delicioso helado de tarta de queso para disfrutar en cualquier momento.

Ingredientes

  • 250 g de queso crema
  • 400 g de leche condensada
  • 300 ml de nata montada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 100 g de galletas tipo Digestive trituradas (opcional)

Instrucciones paso a paso

  • En un bol grande, bate el queso crema hasta que esté suave y cremoso.
  • Agrega la leche condensada y el extracto de vainilla, y continúa batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Incorpora la nata montada con movimientos envolventes, para no perder su esponjosidad.
  • Si lo deseas, añade las galletas trituradas y mezcla suavemente.
  • Vierte la mezcla en un recipiente para helados y alísala con una espátula.
  • Tapa el recipiente y congélalo durante al menos 6 horas, o hasta que el helado esté firme.
  • Saca el helado del congelador unos minutos antes de servir para que se ablande ligeramente.

Notas:

  • Si prefieres un helado con trozos de fruta, puedes añadir frambuesas, arándanos o trozos de mango a la mezcla antes de congelar.
  • Para decorar, puedes espolvorear galletas trituradas adicionales o añadir un chorrito de caramelo o salsa de chocolate.
  • El helado se puede conservar en el congelador hasta 1 semana en un recipiente hermético.