tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de fresas con nata y queso philadelphia

Descubre nuestra exquisita tarta de fresas con nata y queso Philadelphia: una delicia suave y cremosa que combina el sabor de las fresas jugosas con una mezcla irresistible de nata y queso Philadelphia.

¡Perfecta para una tarde de invitados o simplemente para disfrutar en familia!

Ingredientes necesarios

¡Vamos a ver qué ingredientes necesitas para preparar esta deliciosa tarta de fresas con nata y queso Philadelphia!

  • Fresas frescas - Necesitarás alrededor de 300g de fresas frescas y jugosas. Yo suelo elegir las más rojas y maduras, ¡son las más sabrosas!
  • Queso Philadelphia - Utiliza 250g de queso Philadelphia para obtener una crema suave y deliciosa. Si no tienes a mano, puedes usar otro queso cremoso de tu preferencia.
  • Nata para montar - Necesitarás 250ml de nata para montar con un mínimo de 35% de materia grasa. ¡No te olvides de enfriarla en la nevera antes de montarla!
  • Galletas María - Utiliza 250g de galletas María para la base de tu tarta. Si prefieres, puedes usar otras galletas tipo digestive o incluso hacer tu propia base de galleta casera.
  • Mantequilla sin sal - Necesitarás 100g de mantequilla sin sal para mezclar con las galletas y crear la base de tu tarta. Si solo tienes mantequilla con sal, ¡no te preocupes! Simplemente reduce la cantidad de sal que añadas a la mezcla.
  • Azúcar glas - Utiliza 100g de azúcar glas para endulzar ligeramente la crema de queso. Si no tienes azúcar glas, puedes usar azúcar normal y triturarlo hasta obtener un polvo fino.
  • Esencia de vainilla - Añade una cucharadita de esencia de vainilla a la crema de queso para darle un toque de sabor adicional. Si no tienes esencia de vainilla, también puedes usar una vaina de vainilla o incluso un poco de extracto de vainilla.
Tarta de fresas con nata y queso philadelphia

Preparación de la base

Para la base de nuestra deliciosa tarta de fresas con nata y queso Philadelphia, yo suelo utilizar galletas integrales o Digestive. De esta forma, le damos un toque más saludable a la tarta sin renunciar a su sabor.

Una vez elegidas las galletas, tritúralas en un procesador de alimentos o en una bolsa con un rodillo hasta conseguir un polvo fino. ¡Verás qué fácil es!

Cuando ya tengas las galletas trituradas, mézclalas con mantequilla derretida hasta obtener una consistencia similar a la arena húmeda. Yo siempre digo que es como hacer un castillo de arena, pero comestible.

A continuación, presiona esta mezcla en el fondo de un molde desmontable previamente engrasado y hornea a 180°C durante 10 minutos. Deja enfriar antes de añadir la crema de queso. ¡Está casi listo!

Elaboración de la crema de queso

¡Ahora vamos a por la estrella del espectáculo, la cremosa y deliciosa mezcla de queso Philadelphia y nata! Es una combinación perfecta que hará que tu tarta sea irresistible.

Lo primero que tienes que hacer es mezclar 250g de queso Philadelphia con 100g de azúcar glas y una cucharadita de esencia de vainilla en un bol. Yo siempre uso mi batidora de mano para asegurarme de que está bien mezclado y suave.

Después, viene la parte más importante: incorporar la nata montada. Necesitarás 250ml de nata para montar con un mínimo de 35% de materia grasa. Recuerda enfriarla en la nevera antes de montarla, ¡te lo agradecerá!

Luego, añade la nata montada a la mezcla de queso con movimientos envolventes para no desmontarla. ¡Verás qué textura tan cremosa y esponjosa obtienes!

Montaje de la tarta

¡Este es mi paso favorito! Montar nuestra deliciosa tarta de fresas con nata y queso Philadelphia. Sigue estos pasos y lograremos una presentación perfecta que dejará a todos con la boca abierta.

  1. Coge la crema de queso que preparamos anteriormente y viértela generosamente sobre nuestra base de galleta. Extiéndela con cuidado, creando una capa uniforme y lisa. Recuerda que esta cremosa capa es la clave para un sabor espectacular.
  2. Ahora llega el momento de darle vida a nuestra tarta con las fresas laminadas. Colócalas encima de la crema formando círculos concéntricos, como si fuera una flor. Si prefieres, puedes dejar volar tu creatividad y crear el diseño que más te guste. ¡Recuerda que la belleza está en los ojos de quien mira!
Tarta de fresas con nata y queso philadelphia

Refrigeración y presentación

¡Ya casi hemos terminado nuestra deliciosa tarta de fresas con nata y queso Philadelphia! Ahora solo nos queda refrigerarla y presentarla de la mejor manera posible para sorprender a nuestros invitados.

Personalmente, me encanta dejarla enfriar en la nevera durante un par de horas antes de servirla. De esta forma, la crema de queso se asienta perfectamente y la tarta adquiere una consistencia firme y deliciosa.

Cuando esté lista para servir, no dudes en decorarla a tu gusto. Puedes añadir un poco de nata montada por encima, espolvorear azúcar glas o incluso añadir algunas fresas enteras en el centro para un toque extra de color y sabor. ¡Recuerda que la presentación es tan importante como el sabor!

Receta

Tarta de fresas con nata y queso Philadelphia

Tiempo de preparación: 30 minutos + 2 horas de refrigeración

Una tarta irresistible con el toque cremoso del queso Philadelphia y el sabor dulce de las fresas.

Ingredientes

  • 250 g de galletas María
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 250 g de queso Philadelphia
  • 100 g de azúcar glas
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 250 ml de nata para montar
  • 300 g de fresas frescas

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C.
  • Tritura las galletas y mezcla con la mantequilla derretida. Presiona la mezcla en un molde desmontable y hornea durante 10 minutos. Déjalo enfriar.
  • En un bol, mezcla el queso Philadelphia con el azúcar glas y la esencia de vainilla. Incorpora la nata montada con movimientos envolventes.
  • Vierte la crema de queso sobre la base de galletas y extiende uniformemente.
  • Lava, seca y lamina las fresas, y decóralas sobre la crema.
  • Refrigera la tarta durante al menos 2 horas antes de servir. ¡Disfruta de esta deliciosa tarta de fresas con nata y queso Philadelphia!