tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso y limón sin gelatina

Esta tarta de queso y limón sin gelatina es rica, cremosa y ácida justo lo necesario. Realzada con la ralladura de limón y zumo fresco de limón, esta tarta de queso es deliciosa y sorprendente.

Perfecta para los amantes de los postres cítricos, esta tarta de queso y limón sin gelatina es fácil de hacer y seguro que impresionará a todos tus invitados.

Por qué te encantará esta receta

¡Esta receta de tarta de queso y limón sin gelatina es una verdadera delicia! Te aseguro que te encantará por estas razones:

  • Sin gelatina: en lugar de usar gelatina, esta receta aprovecha los ingredientes naturales para conseguir una textura perfecta. ¡Es una opción más saludable y sabrosa!
  • Cremosa y deliciosa: el queso crema y el limón se combinan a la perfección, creando un sabor único y refrescante. ¡No podrás resistirte a probarla!
  • Fácil de hacer: sigue los pasos simples y disfruta de una tarta casera en poco tiempo. Si te encanta cocinar, ¡esta receta es perfecta para ti!

Por cierto, si no encuentras galletas tipo María, puedes usar cualquier otra galleta neutra para la base. ¡El resultado será igual de delicioso!

Los ingredientes

Para preparar esta deliciosa tarta de queso y limón sin gelatina, necesitarás los siguientes ingredientes. ¡Yo te recomiendo usar galletas tipo María para la base, pero si no las encuentras, puedes utilizar cualquier otra galleta neutra!

Tarta de queso y limón sin gelatina
  • Base de galleta - 200 g de galletas tipo María y 100 g de mantequilla sin sal, derretida. Si no quieres usar mantequilla, puedes sustituirla por aceite de oliva o margarina.
  • Relleno de queso y limón - 500 g de queso crema a temperatura ambiente, 150 g de azúcar glas, 3 huevos grandes, zumo y ralladura de 2 limones. Si no tienes queso crema, puedes utilizar queso mascarpone o quark. Y si quieres darle un toque especial, puedes añadir un poco de ralladura de lima además de la de limón.

Cómo preparar la tarta de queso y limón sin gelatina

¡Vamos a preparar esta deliciosa tarta de queso y limón sin gelatina! Sigue estos pasos y disfrutarás de una tarta casera en poco tiempo:

  1. Precalienta el horno a 180°C y prepara un molde desmontable de 23 cm.
  2. Para la base de galleta, tritura las galletas y mézclalas con la mantequilla derretida. Presiona la mezcla en el fondo del molde y hornea durante 10 minutos. Personalmente, me encanta usar galletas tipo María para la base, pero puedes usar cualquier otra galleta neutra.

  3. Mientras se hornea la base, bate el queso crema con el azúcar glas hasta que esté suave y cremoso. Yo uso mi batidora de mano para esto, ¡pero puedes usar la que tengas a mano!

  4. Agrega los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición. Esto ayudará a evitar que la mezcla se corte.

  5. Incorpora el zumo y la ralladura de limón, mezclando suavemente. ¡El limón le da un toque refrescante a la tarta!

  6. Vierte la mezcla sobre la base de galleta horneada y hornea durante 30-35 minutos, o hasta que el centro esté casi firme. Siempre me gusta comprobar la tarta después de 30 minutos para asegurarme de que no se queme.

  7. Deja enfriar la tarta a temperatura ambiente y luego refrigérala durante al menos 2 horas antes de servir. Esto ayudará a que la tarta se asiente y sea más fácil de cortar.

Tarta de queso y limón sin gelatina

Receta

Tarta de queso y limón sin gelatina

Tiempo de preparación: 1 hora y 10 minutos (incluyendo el tiempo de enfriamiento)

Una tarta de queso y limón sin gelatina, cremosa y deliciosa, lista en poco tiempo para deleitar a tus invitados.

Ingredientes

  • 200 g de galletas tipo María
  • 100 g de mantequilla sin sal, derretida
  • 500 g de queso crema, a temperatura ambiente
  • 150 g de azúcar glas
  • 3 huevos grandes
  • Zumo y ralladura de 2 limones

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C y prepara un molde desmontable de 23 cm.
  • Tritura las galletas y mézclalas con la mantequilla derretida. Presiona la mezcla en el fondo del molde y hornea durante 10 minutos.
  • Mientras se hornea la base, bate el queso crema con el azúcar glas hasta que esté suave y cremoso.
  • Agrega los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición.
  • Incorpora el zumo y la ralladura de limón, mezclando suavemente.
  • Vierte la mezcla sobre la base de galleta horneada y hornea durante 30-35 minutos, o hasta que el centro esté casi firme.
  • Deja enfriar la tarta a temperatura ambiente y luego refrigérala durante al menos 2 horas antes de servir.

Notas:

  • Puedes decorar la tarta con un poco de ralladura de limón adicional y hojas de menta para darle un toque fresco y atractivo.
  • Si prefieres una tarta más ácida, puedes aumentar la cantidad de zumo y ralladura de limón a tu gusto.
  • Recuerda que la tarta debe enfriarse completamente antes de servir para obtener la mejor textura y sabor.