tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso al baño maria

¡Descubre el secreto de la tarta de queso perfecta! Con nuestra receta de tarta de queso al baño maría, conseguirás esa textura cremosa y ese sabor inigualable que tanto te gusta. Si te apasionan las tartas de queso, esta versión te cautivará y te convertirá en el anfitrión estrella.

No hace falta ser un chef para triunfar con este postre; sigue nuestros pasos y sorprende a tus comensales. Y si te atreves con más, te invito a descubrir la suavidad de nuestra tarta de queso cremosa, una delicia que no puede faltar en tu repertorio.

¿Quieres más ideas para impresionar? No te pierdas esta receta fácil de brócoli salteado, el complemento ideal para cualquier menú. Y para los amantes del Thermomix, aquí tienes el ajoblanco más refrescante y el arroz con leche más cremoso que jamás hayas probado.

Ingredientes necesarios

¡Vamos a preparar una deliciosa tarta de queso al baño maría! Para ello, necesitarás reunir estos ingredientes principales: queso crema (yo prefiero usar la marca Philadelphia, ¡es mi favorita!), huevos, nata y galletas para la base.

Personalmente, me encantan las galletas María, pero tú puedes elegir las que más te gusten.

Tarta de queso al baño maria

Preparación del molde

¡Empecemos por lo básico! Necesitas elegir un molde con tapa desmontable para que el desmoldado de tu tarta de queso sea un juego de niños.

Una vez que tengas el molde perfecto, no te olvides de engrasarlo con mantequilla o spray desmoldante para evitar que nuestra deliciosa tarta se pegue al molde.

Por último, forra el fondo y los lados del molde con papel de hornear para asegurarte de que todo salga a la perfección.

Elaboración de la base de galletas

¡No hay tarta de queso sin una deliciosa base de galletas! Si eres como yo, probablemente tengas debilidad por la combinación de galletas trituradas y mantequilla derretida.

Este paso es súper importante para conseguir una base crujiente y sabrosa que contraste con la cremosidad del relleno.

Para comenzar, tritura las galletas hasta conseguir un polvo grueso. Puedes usar un robot de cocina, un mortero o incluso una bolsa y un rodillo. Personalmente, me encanta usar las galletas María, pero ¡siéntete libre de experimentar con otros tipos de galletas!

Una vez que tengas el polvo de galletas, mezcla bien con la mantequilla derretida. Esto ayudará a que las galletas se compacten en el molde y no se desmoronen.

A continuación, presiona la mezcla uniformemente en el fondo del molde que has preparado anteriormente. ¡No te olvides de engrasarlo y forrarlo con papel de hornear!

Si quieres darle un toque extra a tu base de galletas, puedes añadir una cucharada de canela o azúcar glass a la mezcla antes de compactarla en el molde.

Preparación del relleno de queso: ¡el corazón cremoso de tu tarta!

Ahora que ya tenemos la base de galletas lista, vamos a preparar el relleno de queso, ¡la parte más importante de nuestra tarta!

Lo primero que vamos a hacer es batir los huevos y el azúcar hasta que estén bien integrados. Después, incorporaremos el queso crema y la nata poco a poco, batiendo suavemente para evitar que se formen grumos.

A continuación, añadiremos la ralladura de limón y la vainilla. Estos ingredientes le darán un toque de sabor especial a nuestra tarta.

¡Recuerda! Si quieres que tu tarta de queso tenga un sabor más intenso, puedes añadir un poco más de ralladura de limón o vainilla.

Tarta de queso al baño maria

¡Montaje de la tarta y horneado al baño maría!

¡Estamos casi listos para disfrutar de nuestra deliciosa tarta de queso! Para montarla, vierte el relleno de queso suavemente sobre la base de galletas que has preparado con tanto cariño.

Ahora viene la parte del baño maría. ¿Sabías que este método de cocción se utiliza para conseguir una textura más suave y cremosa? ¡Es perfecto para nuestra tarta de queso! Prepara un recipiente más grande con agua y coloca el molde con la tarta dentro. Hornea a temperatura moderada durante el tiempo indicado.

Recuerda comprobar la cocción de la tarta antes de sacarla del horno. Si el centro está casi firme pero aún tembloroso, ¡está listo! Si no, déjala unos minutos más y vuelve a comprobar.

¡Truco! Si quieres darle un toque extra a tu tarta, puedes espolvorear azúcar glass por encima antes de hornearla. Esto le dará una capa crujiente y deliciosa.

Receta

Tarta de queso al baño maría

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos (incluyendo el tiempo de enfriamiento)

Una tarta de queso clásica y cremosa, perfecta para deleitar a tus invitados en cualquier ocasión especial.

Ingredientes

  • 200 g de galletas tipo María
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 500 g de queso crema
  • 150 g de azúcar
  • 3 huevos grandes
  • 200 ml de nata para montar
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 160°C (moderado) y prepara un molde desmontable de 22 cm de diámetro, engrasándolo y forrándolo con papel de hornear.
  • Tritura las galletas en un procesador de alimentos hasta obtener un polvo fino. Derrite la mantequilla y mézclala con las galletas trituradas. Presiona esta mezcla uniformemente en el fondo del molde.
  • En un bol grande, bate los huevos y el azúcar hasta que estén bien combinados. Añade el queso crema y la nata, y mezcla hasta obtener una textura suave.
  • Incorpora la ralladura de limón y el extracto de vainilla, mezclando suavemente para no incorporar demasiado aire.
  • Vierte la mezcla de queso sobre la base de galletas y alisa la superficie.
  • Coloca el molde en una fuente más grande y vierte agua caliente alrededor del molde hasta alcanzar la mitad de su altura. Esto creará un baño maría.
  • Hornea la tarta durante 50-60 minutos, o hasta que el centro esté casi firme. El tiempo de cocción puede variar según el horno, así que vigila para evitar que se dore demasiado.
  • Retira la tarta del horno y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Después, refrigérala durante al menos 2 horas antes de desmoldar y servir.