tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso con fresas

¿Quién puede resistirse a una tarta de queso con fresas? Esta deliciosa tarta es perfecta para cualquier ocasión, desde una reunión familiar hasta una cena romántica.

Una base crujiente de galleta se combina con una cremosa capa de queso y una fresca capa de fresas para crear un postre que deleitará a todos tus invitados.

Si te gustan las tartas de queso, prueba esta receta de tarta de queso de cabra o esta receta de tarta de queso y chocolate blanco.

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa tarta de queso con fresas, vas a necesitar reunir unos cuantos ingredientes principales.

Empezamos con el queso en crema y el queso para untar, que le dan a la tarta su textura suave y cremosa. Yo prefiero usar queso crema de marca, ya que le da un sabor más rico a la tarta.

Los huevos y el azúcar son esenciales para la mezcla del relleno, mientras que la harina ayuda a espesarla y evitar que se cuartee durante el horneado.

La vainilla le da un toque de sabor irresistible. Por último, las fresas, que son la guinda del pastel. Puedes usar fresas frescas o congeladas, según tu preferencia.

Tarta de queso con fresas

Preparación de la base (¡la parte más fácil!)

La base de nuestra tarta de queso con fresas es súper fácil de preparar y no te llevará más de 10 minutos. Solo necesitas un par de ingredientes: galletas y mantequilla derretida.

Yo siempre uso galletas Digestive porque me encanta su sabor y textura, pero puedes usar cualquier tipo de galleta que tengas a mano. También puedes experimentar con diferentes sabores, como galletas de chocolate o galletas de coco.

Para preparar la base, simplemente tritura las galletas en un procesador de alimentos o en una bolsa de plástico con un rodillo hasta que queden bien molidas. Después, mézclalas con la mantequilla derretida hasta que se integren bien.

Una vez que tengas la mezcla lista, colócala en el molde y presiona uniformemente con la parte trasera de una cuchara o con los dedos. Asegúrate de que la base quede bien compacta para que no se desmorone al cortar la tarta.

¡Y eso es todo! Ya tienes lista la base de tu tarta de queso con fresas. ¡Ahora pasemos al relleno!

Elaboración del relleno

¡Vamos a por el relleno de nuestra deliciosa tarta de queso con fresas! Lo primero que debemos hacer es batir los quesos, el azúcar, los huevos, la harina y la vainilla hasta obtener una mezcla homogénea.

¿Por qué añadimos harina? La harina ayuda a espesar el relleno y evitar que se cuartee durante el horneado. La vainilla, por otro lado, le da un toque de sabor irresistible.

Una vez tengamos la mezcla lista, la vertemos sobre la base de galletas y alisamos la superficie. Yo suelo usar una espátula para asegurarme de que el relleno queda bien repartido.

¡Es tan fácil y rápido que no podrás creerlo!

Horneado y enfriado

¡Ya casi está listo tu postre estrella! Una vez que hayas vertido el relleno sobre la base de galletas y alisado la superficie, es hora de hornear la tarta de queso con fresas.

Precalienta el horno a 180°C y hornea la tarta durante 30-35 minutos o hasta que el centro esté casi firme. (Recuerda, cada horno es un mundo, así que vigila tu tarta para que no se queme).

Una vez que la tarta esté horneada, ¡no la saques del horno aún! Apaga el horno y deja la tarta en su interior durante 1 hora para que se enfríe lentamente. (Este paso es crucial para evitar que la tarta se agriete).

Luego, retira la tarta del horno y déjala enfriar completamente a temperatura ambiente antes de refrigerarla en la nevera durante al menos 2 horas o preferiblemente durante la noche. (Yo siempre la dejo reposar en la nevera durante la noche para asegurarme de que esté perfectamente fría y firme).

Tarta de queso con fresas

Decoración con fresas

¡Llegó el momento más divertido y creativo de preparar nuestra tarta de queso con fresas! La decoración puede hacer que nuestra tarta pase de buena a espectacular.

Lo primero que debemos hacer es lavar las fresas con cuidado, eliminando cualquier resto de tierra o suciedad. Después, sécalas suavemente con papel absorbente para quitar el exceso de humedad.

A continuación, es el turno de dejar volar nuestra imaginación y colocar las fresas sobre la tarta enfriada. ¡Puedes hacerlo de la manera más tradicional, formando círculos concéntricos, o bien darle un toque más original con diferentes formas y patrones!

Receta

Tarta de queso con fresas

Tiempo de preparación: 20 minutos
Tiempo de horneado: 40-45 minutos
Tiempo total: 1 hora 25 minutos (incluyendo enfriamiento)

Ingredientes

  • 200 g de galletas tipo María
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 500 g de queso cremoso
  • 200 g de queso para untar
  • 150 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 300 g de fresas

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C (arriba y abajo) y forra un molde desmontable de 23 cm con papel de hornear.
  • Tritura las galletas en un procesador de alimentos o en una bolsa con un rodillo hasta obtener migas finas. Derrite la mantequilla en el microondas o en un cazo a fuego bajo y mézclala con las migas de galleta.
  • Vierte la mezcla de galleta en el molde y presiona firmemente para formar la base. Hornea durante 10 minutos y deja enfriar.
  • Mientras tanto, bate el queso crema y el queso para untar en un bol grande hasta que estén suaves. Agrega el azúcar, los huevos, la harina y la vainilla, y bate hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Vierte la mezcla sobre la base de galletas y alisa la superficie con una espátula. Hornea durante 30-35 minutos, o hasta que el centro esté casi cuajado y los bordes estén ligeramente dorados.
  • Apaga el horno y deja la tarta enfriar dentro durante 1 hora con la puerta ligeramente abierta. Después, refrigera durante al menos 2 horas antes de decorar.
  • Limpia las fresas, sécalas y corta las más grandes por la mitad. Coloca las fresas sobre la tarta enfriada en el patrón que prefieras.