tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso azul

Descubre el sabor inigualable de la tarta de queso azul, una delicia que dejará a tus comensales pidiendo más. Si eres un aventurero de los sabores intensos, esta receta te conquistará. Y para una experiencia completa, no te pierdas la combinación de queso y arándanos, un contraste que enamora.

Con pasos simples y claros, esta tarta de queso azul es un triunfo asegurado, incluso si la cocina no es tu fuerte. ¿Quieres más ideas para sorprender? Prueba las hamburguesas de brócoli, una alternativa saludable y llena de sabor.

Para esos días en los que anhelas un toque casero, el pisto andaluz es tu mejor aliado. Y para los días de calor, refresca tu paladar con una fresca tarta de queso, la estrella de las sobremesas veraniegas.

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa tarta de queso azul, necesitarás reunir unos cuantos ingredientes básicos. ¡Empecemos!

  • 200 gramos de galletas – Yo suelo usar galletas tipo María, pero si tienes otras preferencias, no dudes en usarlas. Lo importante es que las tritures bien para obtener una consistencia similar a la arena.
  • 100 gramos de mantequilla – La mantequilla derretida es clave para unir las galletas trituradas y crear una base sólida para nuestra tarta. Si quieres reducir la cantidad de grasa, puedes probar con mantequilla vegetal o incluso yogur griego.
  • 100 gramos de queso azul – Aquí es donde reside el sabor único de esta tarta. Elige un queso azul de buena calidad y, si te atreves, ¡prueba con diferentes variedades para descubrir tu favorita!
  • 3 huevos – Los huevos ayudan a espesar el relleno y a que se mantenga compacto una vez horneado. Asegúrate de batirlos bien antes de añadirlos a la mezcla.
  • 1 cucharadita de azúcar – Un toque de dulzor para equilibrar el sabor intenso del queso azul. Si lo prefieres, puedes sustituirlo por edulcorante o incluso omitirlo por completo.

Preparación de la base: ¡Un paso sencillo y rápido!

Tarta de queso azul

Me encanta empezar con la base de la tarta de queso azul porque es increíblemente fácil y rápido de hacer. Solo necesitas dos ingredientes básicos: galletas y mantequilla. Si no tienes galletas a mano, ¡no te preocupes! Puedes utilizar otros ingredientes como galleta María o galletas de avena.

El primer paso es triturar las galletas hasta que queden en un polvo fino. Puedes hacerlo en un procesador de alimentos, o si prefieres un método más tradicional, puedes meter las galletas en una bolsa de plástico y aplastarlas con un rodillo de cocina.

Personalmente, me gusta el segundo método porque me recuerda a cuando era niña y ayudaba a mi abuela en la cocina.

Una vez que tengas las galletas trituradas, mezcla el polvo con la mantequilla derretida en un bol. La mantequilla debe estar derretida, pero no demasiado caliente para que no se derrita la mezcla. ¡Este es un paso importante para garantizar que la base de tu tarta se mantenga unida!

Cuando la mezcla esté homogénea, vierte la mezcla en un molde desmontable previamente engrasado y presiona firmemente sobre la base y los lados del molde.

Asegúrate de que la mezcla quede bien compacta para evitar que la base se desmorone al cortar la tarta. Después, refrigera la base durante al menos 30 minutos antes de agregar el relleno.

Elaboración del relleno de queso: ¡Una delicia cremosa y sencilla!

Ahora que ya tenemos nuestra base de galletas lista, ¡vamos a por el relleno! Este paso es tan fácil como mezclar los ingredientes hasta obtener una crema homogénea y luego verterla sobre la base. Pero antes de empezar, ¡tengo un truco para compartir contigo!

Si eres un amante del queso azul como yo, ¡este relleno te conquistará! Solo necesitas mezclar 100 gramos de queso azul de buena calidad con 400g de queso cremoso. 

A continuación, añade 3 huevos batidos y 150g de azúcar a la mezcla. Me encanta el toque de dulzor que aporta el azúcar al relleno, pero si lo prefieres, puedes sustituirlo por edulcorante o incluso omitirlo por completo. ¡Eso depende de ti!

Una vez que tengas todos los ingredientes mezclados, vierte la crema sobre la base de galletas y alísala con una espátula. ¡Y listo! Ya solo queda hornear la tarta y dejarla enfriar antes de disfrutar de su delicioso sabor.

Si quieres darle un toque extra a tu tarta de queso azul, ¡prueba a añadir unas nueces picadas a la mezcla del relleno! También puedes espolvorear un poco de queso azul rallado por encima antes de hornearla. ¡Estas variaciones le darán un toque crujiente y sabroso a tu tarta!

Tarta de queso azul

Horneado y enfriado

¡Llegó el momento de darle vida a nuestra tarta de queso azul! Sigue estos sencillos pasos y conseguirás un resultado delicioso.

Precalienta el horno a 180°C. Mientras tanto, puedes aprovechar para preparar una infusión y relajarte, ¡o empezar a pensar en qué postre acompañará a tu tarta!

Hornea la tarta durante 30-35 minutos, o hasta que el centro esté ligeramente tembloroso. No te preocupes si parece que no está completamente cuajada, ¡eso es normal!

Una vez horneada, deja enfriar la tarta a temperatura ambiente durante al menos 1 hora. Después, refrigérala durante al menos 3 horas antes de servir. Si tienes prisa, puedes acelerar el proceso de enfriado colocando la tarta en el congelador durante 1 hora.

Recuerda que cada horno es diferente, así que vigila tu tarta para evitar que se dore demasiado o se agriete. Si ves que se está dorando demasiado rápido, cubre la superficie con papel de aluminio.

¡Disfruta de tu tarta de queso azul y no dudes en compartir tus resultados conmigo!

Receta

Tarta de queso azul

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos (incluido el enfriado)

Una tarta de queso azul cremosa y deliciosa que combina el sabor intenso del queso azul con una base crujiente de galletas.

Ingredientes

  • 200 g de galletas tipo Digestive
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 100 g de queso azul
  • 400 g de queso crema
  • 150 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C (arriba y abajo) y forra un molde desmontable de 22 cm con papel de hornear.
  • Tritura las galletas en un procesador de alimentos hasta obtener un polvo fino. Derrite la mantequilla en el microondas y mezcla con las galletas trituradas.
  • Presiona la mezcla de galletas y mantequilla en el fondo del molde, formando una base uniforme. Refrigera durante 30 minutos para que se compacte.
  • Mientras tanto, bate el queso azul y el queso crema en un bol grande hasta que estén suaves y cremosos. Añade el azúcar, la vainilla y la sal, y mezcla bien.
  • Incorpora los huevos uno a uno, batiendo después de cada adición hasta que estén completamente incorporados. Vierte la mezcla sobre la base de galletas.
  • Hornea durante 35-40 minutos, o hasta que el centro de la tarta esté ligeramente tembloroso. Retira del horno y deja enfriar a temperatura ambiente durante 1 hora.
  • Refrigera la tarta durante al menos 2 horas antes de servir. Puedes espolvorear un poco de queso azul rallado por encima antes de servir, si lo deseas.