tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso Fismuler: la receta

¡Descubre la receta de la tarta de queso del Fismuler! Una deliciosa tarta de queso perfecta para los amantes de los postres cremosos y ligeros. Sigue leyendo para descubrir los ingredientes y el paso a paso de esta receta.

¡Yo misma la he preparado en varias ocasiones y siempre triunfa! Si te gustan las tartas de queso, no puedes perderte esta receta de tarta de queso mascarpone. También te recomendamos probar nuestra tarta de queso asturiana, una receta tradicional española.

Si prefieres un postre más ligero, te sugerimos probar nuestra tarta de queso con leche condensada y limón, una opción sin horno y muy refrescante. Y si quieres probar algo diferente, no dudes en hacer nuestra tarta de queso y turrón, una combinación única y deliciosa.

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa tarta de queso del Fismuler, necesitarás reunir los siguientes ingredientes: 

  • Queso crema – Yo prefiero usar queso crema de buena calidad, ya que le da a la tarta una textura suave y cremosa. Si no tienes queso crema, puedes sustituirlo por requesón o quark.
  • Queso azul – Este queso es el ingrediente estrella de la receta. Puede ser cualquier variedad que desees: roquefort, Cabrales, gorgonzola, etc.
  • Huevos – Los huevos le dan a la tarta su estructura y también contribuyen a su textura suave. Asegúrate de que los huevos estén a temperatura ambiente antes de usarlos, ya que se integrarán mejor con el resto de los ingredientes.
  • Nata para montar – La nata líquida le da a la tarta un toque de humedad y también ayuda a que suba en el horno. Debe tener un mínimo de 35% materia grasa. 
  • Azúcar – El azúcar le da el punto justo de dulzor a la tarta. Si prefieres un sabor menos dulce, puedes reducir la cantidad de azúcar o sustituirlo por edulcorante.
Tarta de queso Fismuler: la receta

Preparación del molde

¡El primer paso para preparar la deliciosa tarta de queso del Fismuler es asegurarse de que el molde esté bien engrasado! Personalmente, prefiero usar mantequilla para engrasar el molde, ya que le da un sabor y una textura únicos a la tarta. Pero si prefieres, también puedes usar spray desmoldante.

Una vez que hayas engrasado el molde, puedes optar por forrarlo con papel de hornear. Esto no es obligatorio, pero puede facilitar el desmoldado de la tarta una vez que esté lista. Si decides forrar el molde, asegúrate de que el papel de hornear esté bien adherido al molde y que no haya pliegues.

La base sablé

Esta base es diferente a lo que solemos encontrarnos en las tartas de queso. En vez de galletas trituradas, vamos a hacer una masa sablé, muy fina y deliciosa.

No es nada complicado, tan solo debes mezclar con las manos la mantequilla en cubos con el azúcar y la yema hasta que esté todo bien integrado. Y luego añadir el agua y el harina hasta formar una masa. 

No queremos que se active el gluten, así que el amasado debe ser mínimo. Se estira con un rodillo y se forra la base del molde, y un poquito más arriba, hacia la pared, para que quede bien firme. 

La mezcla perfecta

¡Vamos a preparar la mezcla perfecta para nuestra tarta de queso Fismuler! Yo siempre digo que la mezcla es el secreto de una tarta de queso deliciosa, así que vamos a darle el mimo que se merece.

Para empezar, mezclamos todos los ingredientes -salvo los huevos- y los ponemos a calentar hasta que lleguen a una temperatura muy específica: 37º.

Con un robot de cocina lo clavarás, y si no, utiliza un termómetro de cocina para no perderte. 

Una vez que tengamos los quesos fundidos, vamos a añadir los huevos uno a uno, sin dejar de batir. Los huevos le dan a la tarta su estructura y también contribuyen a su textura suave.

Yo siempre pruebo la mezcla antes de hornearla, para asegurarme de que está perfecta. ¡No te cortes y dale un sabroso lametón a la cuchara!

Horneado de la tarta

¡Llegó el momento de hornear nuestra deliciosa tarta de queso Fismuler! Lo primero que haremos será verter la mezcla en el molde que hemos preparado anteriormente. Recuerda que es importante que el molde esté bien engrasado para que la tarta no se pegue.

Una vez que hayamos vertido la mezcla, hornearemos la tarta muy poquito, apenas 15 minutos, para que el interior se desparrame cuando la abramos. Aquí el truco del palillo no vale ¡lo queremos poco hecho!

Tarta de queso Fismuler: la receta

Enfriado y desmoldado

¡Ahora llega mi parte favorita! Una vez horneada tu deliciosa tarta de queso Fismuler, es importante dejarla enfriar completamente. 

Una vez fría, ¡toca desmoldarla con cuidado! Sácala del horno suavemente y pasa un cuchillo pequeño por los bordes del molde para despegar la tarta. 

Después de desmoldar la tarta, resérvala en la nevera hasta el momento de servir. Esto le dará una textura más firme y cremosa, ¡perfecta para disfrutar en familia o con amigos!

Receta

Tarta de queso Fismuler

Tiempo de preparación: 20 minutos + horneado y enfriado

Una tarta de queso del Fismuler cremosa y deliciosa, perfecta para los amantes de los postres ligeros.

Ingredientes

Para la masa sablé:

  • 45 g de azúcar glas
  • 115 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 yema de huevo L
  • 225 g de harina
  • 40 ml de agua

Para el relleno:

  • 610 g de nata para montar
  • 420 g de queso cremoso tipo Philadelphia
  • 50 g de queso azul
  • 20 g de queso Idiazábal ahumado
  • 5 huevos camperos
  • 160 g de azúcar

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C (arriba y abajo) y prepara el molde.
  • Corta la mantequilla en dados pequeños y mézclala con el azúcar y la yema hasta que esté todo bien integrado. 
  • Incorpora la harina y el agua y mezcla hasta que esté todo unido. 
  • Pasa la masa a una superficie de trabajo y amasa brevemente hasta que tenga una textura quebradiza, como el de una galleta. 
  • Coloca la masa en el molde y hornea durante 10-12 minutos.
  • Para hacer el relleno, mezcla la nata, los quesos y el azúcar y caliéntalo a 37º. 
  • Cuando llegue a la temperatura, retira del fuego y añade los huevos uno a uno, sin dejar de batir, para asegurarte de que se integren bien en la mezcla.
  • Vierte la mezcla en la base horneada y hornea a 200º durante 15 minutos, o hasta que la superficie esté dorada.

Notas:

  • Puedes decorar la tarta con frutas frescas, mermelada o caramelo antes de servir.
  • La tarta de queso del Fismuler se conserva en la nevera hasta 3 días.