tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso fresco de burgos tradicional

¡Descubre el auténtico sabor de la tarta de queso fresco de Burgos! Su textura cremosa y su sabor inigualable te transportarán a las tradiciones más dulces de nuestra gastronomía. Si eres un apasionado de las recetas con historia, ¡esta tarta de queso te encantará!

Para los amantes de los postres caseros, nada como una tarta de queso fresco de Burgos, sencilla y deliciosa. Y para completar tu menú, ¿qué tal acompañarla con una tarta de queso con arándanos o empezar con un suave puré de brócoli?

Explora más sabores y texturas con la tarta de galletas, chocolate y natillas o déjate seducir por el risotto de calabaza, perfecto para cualquier ocasión. ¡Atrévete a crear experiencias culinarias memorables en tu propia cocina!

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa tarta de queso fresco de Burgos, vas a necesitar reunir unos cuantos ingredientes clave:

  • 200 g de galletas María – Yo siempre prefiero usar galletas María para la base, ya que su sabor neutro combina perfectamente con el relleno de queso.
  • 100 g de mantequilla – La mantequilla derretida ayuda a unir las galletas trituradas y crear una base crujiente y deliciosa.
  • 500 g de queso fresco de Burgos – ¡Este es el ingrediente estrella! Asegúrate de usar queso fresco de Burgos de buena calidad para obtener el mejor sabor posible.
  • 200 g de azúcar – El azúcar añade la dulzura justa al relleno de queso, equilibrando su sabor.
  • 3 huevos – Los huevos ayudan a espesar el relleno y le dan su textura suave y cremosa.
  • 1 cucharadita de ralladura de limón – La ralladura de limón le da un toque de frescura a la tarta, ¡no te la saltes!
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla – El extracto de vainilla potencia el sabor dulce del relleno.
  • 1 pizca de sal – La sal realza los sabores de los demás ingredientes, ¡así que no te la saltes!

Si no tienes queso fresco de Burgos a mano, puedes usar queso crema o requesón, pero el sabor no será exactamente el mismo.

¡Preparémonos para una delicia! Pasos previos a la preparación

Antes de sumergirnos en la elaboración de nuestra tarta de queso fresco de Burgos, vamos a repasar algunos consejos para elegir los ingredientes de mejor calidad y preparar el molde y el horno.

Tarta de queso fresco de burgos tradicional

Yo soy una gran defensora de utilizar ingredientes frescos y de calidad. Recuerdo cuando mi abuela me enseñó a hacer esta tarta por primera vez, ¡me impresionó la diferencia que hacía utilizar queso fresco de Burgos auténtico! Así que, si puedes, no dudes en buscar los mejores ingredientes para tu tarta.

Además, para asegurarnos de que nuestra tarta quede perfecta, vamos a preparar el molde y precalentar el horno. ¡Así nos ahorraremos disgustos y podremos disfrutar de una tarta de queso fresco de Burgos espectacular!

Elaboración de la base de galleta

¡La base de galleta es mi parte favorita de la tarta de queso fresco de Burgos! Recuerdo cuando mi abuela me enseñó a prepararla por primera vez; quedé encantada con su sabor y textura crujiente.

Te mostraré cómo prepararla de manera sencilla y efectiva para que puedas disfrutar de esta delicia en tu propia tarta.

  1. Triturar las galletas hasta convertirlas en polvo y mezclar con la mantequilla derretida. (TIP: Puedes utilizar una bolsa de plástico y un rodillo para triturar las galletas más fácilmente.)
  2. Presionar la mezcla uniformemente en el fondo del molde y hornear durante 10 minutos a 180°C para crear una base sólida y crujiente.

¡Asegúrate de seguir estos pasos y obtendrás una base de galleta perfecta para tu tarta de queso fresco de Burgos!

Preparación del delicioso relleno de queso fresco

¡Vamos a por el corazón de nuestra tarta de queso fresco de Burgos! Preparar el relleno es muy sencillo y divertido. Yo siempre disfruto mezclando los ingredientes y viendo cómo se transforman en una crema suave y deliciosa.

Lo primero que haremos será mezclar los ingredientes del relleno en un bol grande. Asegúrate de que el queso esté a temperatura ambiente para facilitar la mezcla. Añade el queso fresco, el azúcar glass, los huevos, la nata líquida y la ralladura de limón. Mezcla todo bien hasta obtener una crema homogénea.

Recuerda que puedes variar la receta añadiendo tus ingredientes favoritos, como mermelada de frambuesa o trocitos de chocolate. ¡Deja volar tu imaginación!

Una vez que tengamos la crema lista, vertemos suavemente sobre la base de galleta que preparamos anteriormente. Con cuidado, alisamos la superficie para que quede bien uniforme.

¡Hornear y enfriar nuestra tarta de queso fresco de Burgos es la clave para conseguir una textura perfecta y cremosa! Recuerdo que cuando hice esta tarta por primera vez, me preocupaba que se agrietara durante el horneado, pero ¡con estos sencillos consejos, lograrás una tarta de queso fresco de Burgos espectacular!

Precalienta el horno a 180°C y hornea la tarta durante 40-45 minutos, o hasta que esté ligeramente dorada y cuaje en el centro. Yo recomiendo no abrir el horno durante los primeros 30 minutos de horneado, para evitar que se enfríe y se agriete la tarta.

Una vez que la tarta esté horneada, apaga el horno y déjala enfriar dentro durante al menos 1 hora. Esto ayudará a que la tarta se asiente y evitará que se agriete.

Tarta de queso fresco de burgos tradicional

¡También puedes añadir tu toque personal a la receta! Por ejemplo, puedes espolvorear un poco de canela o azúcar glass sobre la tarta antes de hornearla para darle un toque de sabor adicional.

¡La tarta de queso fresco de Burgos es perfecta para servir como postre principal o como tentempié! También puedes acompañarla con frutas frescas, mermelada casera, o incluso un poco de sirope de arce.

Receta

Tarta de queso fresco de Burgos

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos

Una deliciosa tarta de queso fresco de Burgos para disfrutar en cualquier ocasión.

Ingredientes

  • 200 g de galletas María
  • 100 g de mantequilla
  • 500 g de queso fresco de Burgos
  • 200 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C y prepara un molde desmontable de 22 cm de diámetro. Tritura las galletas en un procesador de alimentos o en una bolsa con un rodillo hasta obtener un polvo fino. Derrite la mantequilla y mezcla con las galletas trituradas.
  • Presiona la mezcla de galletas y mantequilla en el fondo del molde, formando una base uniforme. Hornea durante 10 minutos y deja enfriar.
  • Mientras tanto, en un bol grande, mezcla el queso fresco con el azúcar, los huevos, la ralladura de limón, el extracto de vainilla y la sal hasta obtener una crema homogénea.
  • Vierte la mezcla sobre la base de galletas y alisa la superficie. Hornea durante 40-45 minutos o hasta que la tarta esté ligeramente dorada y cuaje en el centro.
  • Deja enfriar la tarta en el horno apagado durante 1 hora, luego refrigérala durante al menos 2 horas antes de servir.