tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de naranja y queso

Esta tarta de naranja y queso es deliciosa, cremosa y con un toque crujiente. Realzada con la combinación perfecta de la acidez de la naranja y la suavidad del queso, ¡esta tarta es una delicia para los sentidos!

Perfecta para cualquier ocasión, los ingredientes principales de esta tarta son fáciles de encontrar y la textura final es increíblemente suave.

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa tarta de naranja y queso, necesitarás reunir todos estos ingredientes. ¡Te encantará el resultado!

  • 250 g de galletas tipo María – Yo prefiero usar galletas María porque le dan a la base ese toque crujiente perfecto, pero puedes usar cualquier galleta que prefieras.
  • 125 g de mantequilla sin sal – Derrite la mantequilla en el microondas o en un cazo a fuego lento. ¡Es esencial para unir las galletas trituradas!
  • 400 g de queso crema – El queso crema le da a la tarta una textura suave y cremosa. ¡No te olvides de sacarlo del frigorífico con antelación para que se ablande!
  • 100 g de queso tipo Philadelphia – Este queso le da un sabor delicioso a la tarta. Si no encuentras queso Philadelphia, puedes usar cualquier queso cremoso de untar.
  • 150 g de azúcar glas – El azúcar glas le da dulzor a la tarta sin dejar grumos. Si no tienes azúcar glas, puedes usar azúcar normal y triturarlo hasta que quede muy fino.
  • 3 huevos – Los huevos le dan consistencia a la tarta. Asegúrate de batirlos bien antes de añadirlos a la mezcla.
  • Zumo y ralladura de 2 naranjas – La naranja le da a la tarta un toque de frescura y acidez. ¡Usa naranjas frescas para obtener el mejor sabor!
Tarta de naranja y queso

Pasos previos a la preparación

Antes de ponernos manos a la obra con nuestra tarta de naranja y queso, hay algunos pasos previos importantes que no podemos obviar.

  • Lo primero es elegir ingredientes de calidad! Asegúrate de usar quesos frescos y una naranja super jugosa para conseguir el mejor sabor. Personalmente, me encanta usar queso crema y queso mascarpone para la tarta.

  • Una vez que tengas todos los ingredientes, prepárate para hornear la tarta. ¡Engrasa y enharina un molde desmontable de 23 cm de diámetro! Esto evitará que la tarta se pegue y será más fácil de desmoldar.

  • Precalienta el horno a 180°C (350°F) para que esté listo cuando tengas la base de galleta lista para hornear. ¡Ya queda menos para disfrutar de esta delicia!

Elaboración de la base de galleta: ¡el toque crujiente que no puede faltar!

La base de galleta es una de mis partes favoritas de esta tarta de naranja y queso. ¡El contraste entre el crujiente de la galleta y la suavidad del relleno es simplemente delicioso!

Para hacer la base de galleta, primero tenemos que triturar las galletas hasta que queden en polvo. Puedes usar un robot de cocina o una bolsa de plástico y un rodillo para hacer esto. Una vez que las galletas estén trituradas, mezclamos la mantequilla derretida con ellas hasta obtener una consistencia arenosa.

A continuación, vertemos la mezcla de galletas en el molde previamente engrasado y enharinado, presionando firmemente para formar la base. ¡No te preocupes si la mezcla se pega a tus dedos! Eso es normal.

Horneamos la base de galleta durante 10 minutos a 180°C o hasta que esté ligeramente dorada. ¡Y ya está! La base de galleta está lista para recibir el delicioso relleno de queso y naranja.

Tip: Si quieres darle un toque extra de sabor a la base de galleta, puedes añadir una cucharadita de canela o ralladura de limón a la mezcla.

Preparación del delicioso relleno de queso y naranja

¡Vamos a preparar el relleno más cremoso y delicioso de queso y naranja para nuestra tarta! Sigue estos sencillos pasos:

  1. En un bol, mezcla todos los ingredientes del relleno hasta obtener una crema homogénea y suave. Recuerda que la textura es clave para un relleno perfecto.
  2. Ahora, añade el zumo y la ralladura de naranja a la mezcla. La naranja le dará un toque de frescura y acidez que combinará a la perfección con el sabor del queso.
  3. Vierte la mezcla sobre la base de galleta previamente horneada y alísala suavemente con una espátula para que quede uniforme.

¡Listo! Ya tienes el relleno de tu tarta de naranja y queso preparado. ¿Qué tal si le añades un poco de mermelada de naranja por encima antes de hornearla? ¡Le dará un toque de dulzor adicional!

Tarta de naranja y queso

Horneado y enfriamiento

¡Horneando y enfriando nuestra tarta de naranja y queso! Este es mi paso favorito porque ya puedes oler el delicioso aroma a tarta en el horno. ¡No puedo esperar a probarla!

Antes de hornear, asegúrate de que tu horno esté precalentado a 180°C (350°F). Hornea la tarta durante 40-45 minutos, o hasta que esté cuajada y ligeramente dorada. Recuerda, ¡no abras la puerta del horno antes de tiempo! Esto podría hacer que la tarta se baje o se agriete.

Una vez que la tarta esté horneada, déjala enfriar a temperatura ambiente durante al menos 30 minutos antes de refrigerarla. Esto ayudará a evitar que se agriete y le dará tiempo a que los sabores se desarrollen completamente.

Tip: Si ves que la parte superior de la tarta se está dorando demasiado rápido, cúbrela con papel de aluminio durante los últimos 10-15 minutos de horneado.

Receta

Tarta de naranja y queso

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos

Una deliciosa tarta de naranja y queso, perfecta para compartir en cualquier ocasión especial.

Ingredientes

  • 250 g de galletas tipo María
  • 125 g de mantequilla sin sal
  • 400 g de queso crema
  • 100 g de queso tipo Philadelphia
  • 150 g de azúcar glas
  • 3 huevos
  • Zumo y ralladura de 2 naranjas

Instrucciones paso a paso

  • Prepara la base de galleta triturando las galletas y mezclándolas con la mantequilla derretida. Presiona esta mezcla en el fondo de un molde desmontable previamente engrasado y hornea a 180°C durante 10 minutos.
  • Mientras se hornea la base, bate los quesos con el azúcar glas hasta obtener una crema homogénea. Añade los huevos de uno en uno, sin dejar de batir, y finalmente incorpora el zumo y la ralladura de naranja.
  • Vierte la mezcla sobre la base de galleta horneada y alisa la superficie. Hornea a 160°C durante 40-45 minutos, o hasta que la tarta esté cuajada y ligeramente dorada.
  • Deja enfriar la tarta a temperatura ambiente antes de refrigerarla durante al menos 2 horas. Desmolda con cuidado y sirve fría.