tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso con membrillo

Este pastel de queso con membrillo es cremoso, delicioso y perfecto para cualquier celebración. La combinación de la textura suave del queso y el sabor dulce y afrutado del membrillo hará que este postre sea el favorito de todos tus invitados.

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa tarta de queso con membrillo, necesitarás reunir los siguientes ingredientes:

  • Base de galleta - Tritura 200 gramos de galletas (yo prefiero las galletas María) y mézclalas con 100 gramos de mantequilla derretida. Si quieres darle un toque crujiente extra, puedes añadir un puñado de nueces trituradas.
  • Relleno de queso - Necesitarás 500 gramos de queso crema, 200 gramos de queso quark, 150 gramos de azúcar, 3 huevos y 1 cucharadita de extracto de vainilla. Si no tienes vainilla a mano, puedes usar ralladura de limón en su lugar.
  • Cobertura de membrillo - Puedes usar 300 gramos de membrillo casero o comercial. Si lo prefieres, puedes hacer tu propio membrillo en casa, ¡es muy fácil! Mezcla el membrillo con 2 cucharadas de agua y déjalo a fuego lento hasta que se ablande.
Tarta de queso con membrillo

Preparación de la base

¡Empecemos por lo más sencillo! Trituramos las galletas hasta que queden convertidas en un polvo fino y suelto. Yo suelo usar galletas María, ¡pero puedes elegir tus favoritas!

Mezclamos este polvo con la mantequilla derretida hasta obtener una pasta uniforme. Luego, presionamos esta mezcla en el fondo de un molde desmontable y la refrigeramos durante 30 minutos para que se compacte y endurezca.

¡Así tendremos una base perfecta para nuestra deliciosa tarta de queso con membrillo!

Elaboración del relleno

¡Vamos a por el paso más importante de esta receta! El relleno de queso es lo que hace que esta tarta sea tan deliciosa y cremosa.

Yo siempre he sido una gran fan de la tarta de queso, y este relleno es mi favorito. No solo es súper fácil de hacer, sino que también puedes ajustarlo a tus gustos.

  1. Comienza mezclando los quesos y los demás ingredientes para el relleno en un bol. ¡Asegúrate de que estén bien integrados!

  2. Una vez que tengas la mezcla lista, vierte sobre la base de galleta. Asegúrate de extenderla uniformemente para que quede una capa lisa y uniforme.

Y ya está, ¡tu relleno está listo para hornear! Si quieres darle un toque extra, puedes añadir un poco de canela o vainilla al relleno. ¡Quedará delicioso!

Tarta de queso con membrillo

¡Añade el toque final con el membrillo!

¡Ya casi hemos terminado! Una vez que nuestra tarta de queso esté horneada y enfriada, es hora de darle el toque final con la deliciosa cobertura de membrillo.

  1. Si usas membrillo casero, caliéntalo en un cazo con un poco de agua hasta que tenga una textura suave y fácil de extender. ¡Si prefieres el membrillo comercial, solo tienes que ablandarlo ligeramente en el microondas!

  2. Extiende esta delicia sobre la tarta ya horneada y enfriada, ¡y listo! ¿Se te antoja, verdad?

Receta

Tarta de queso con membrillo

Una combinación perfecta de cremosidad y dulzor para deleitar a tus invitados.

Ingredientes

  • 200 g de galletas tipo María
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 500 g de queso cremoso
  • 200 g de queso quark
  • 150 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 300 g de dulce de membrillo (casero o comercial)

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C (arriba y abajo). Tritura las galletas en un procesador de alimentos hasta obtener un polvo fino. Derrite la mantequilla y mezcla con las galletas trituradas.
  • Forra el fondo de un molde desmontable de 22 cm con la mezcla de galletas y mantequilla, presionando firmemente para compactarla. Refrigera durante 30 minutos.
  • En un bol, mezcla el queso crema, el queso quark, el azúcar, los huevos y el extracto de vainilla hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Vierte la mezcla sobre la base de galletas y hornea durante 30-35 minutos, hasta que la tarta esté cuajada pero aún ligeramente temblorosa en el centro.
  • Deja enfriar la tarta a temperatura ambiente y luego refrigérala durante al menos 2 horas.
  • Si utilizas dulce de membrillo casero, caliéntalo en un cazo con un poco de agua hasta que adquiera una textura suave y fácil de extender. Si utilizas dulce de membrillo comercial, caliéntalo ligeramente en el microondas para ablandarlo.
  • Extiende el dulce de membrillo sobre la tarta ya horneada y enfriada, y sirve.