tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso con nutella

Esta tarta de queso con nutella es una delicia cremosa y sedosa que te dejará sin palabras. Con la combinación perfecta de queso crema y nutella, y un toque crujiente de galleta en la base, esta tarta es simplemente irresistible.

Ideal para las ocasiones especiales, este postre fácil y rápido impresionará a todos tus invitados.

Ingredientes necesarios

¡Vamos a ver los ingredientes principales para crear esta deliciosa tarta de queso con nutella! Personalmente, me encanta usar queso crema de buena calidad, ya que le da una textura suave y cremosa a la tarta. También necesitaremos nutella, ¡mi debilidad!

Y, por supuesto, no podemos olvidarnos de las galletas para la base.

  • Queso crema – Yo suelo usar queso crema de un buen marca, ya que le da una textura más suave y cremosa a la tarta. Si quieres reducir las calorías, puedes usar queso crema light.
  • Nutella – ¡No hay nada como la nutella original! Pero si quieres probar algo diferente, también puedes usar otra marca de crema de cacahuete o incluso hacer tu propia crema casera.
  • Galletas – Yo suelo usar galletas tipo María, pero si quieres darle un toque diferente, ¡prueba con otras variedades! Las galletas de chocolate o de avellana quedan también estupendas.
Tarta de queso con nutella

Pasos previos a la preparación

¡Empecemos con nuestra deliciosa tarta de queso con nutella! Antes de ponernos manos a la obra, vamos a reunir todos los ingredientes y herramientas que necesitaremos. Yo suelo decir que una buena organización en la cocina es la clave del éxito.

Una vez tengamos todo a nuestro alcance, preparamos el molde. Yo te recomiendo engrasarlo ligeramente para que la tarta se desmolde fácilmente cuando esté lista. ¡Ah! Y no te olvides de precalentar el horno mientras hacemos la base de galleta.

¡Prepara la base crujiente de galleta para tu tarta de queso con nutella!

¡Vamos a por el primer paso de esta deliciosa tarta de queso con nutella! La base crujiente de galleta es el toque perfecto para contrarrestar la cremosidad del relleno.

Yo suelo usar galletas tipo María, pero si quieres darle un toque diferente, ¡prueba con otras variedades! Las galletas de chocolate o de avellana quedan también estupendas.

Para triturar las galletas, puedes usar un robot de cocina o meterlas en una bolsa de plástico y aplastarlas con un rodillo o un vaso. ¡Es muy divertido!

Una vez que tengas las galletas trituradas, mézclalas con la mantequilla derretida. Asegúrate de que esté bien integrada para que la base quede compacta y no se desmorone.

Coloca la mezcla en el molde previamente engrasado y presiona firmemente con la parte de atrás de una cuchara o con las manos. ¡Y ya está! Deja que la base se refrigere mientras preparas el relleno.

Preparación del relleno de queso y nutella

¡Ahora viene mi parte favorita de la receta! Me encanta la combinación de queso crema y nutella. Es como un matrimonio hecho en el cielo.

Empezaremos mezclando los ingredientes del relleno en un bol grande. Asegúrate de que el queso crema esté a temperatura ambiente para facilitar la mezcla. Añade el azúcar glass, la harina y los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición. Esto ayudará a evitar grumos y a conseguir una crema homogénea.

Una vez que tengas una crema suave y esponjosa, es el momento de añadir la nutella. Yo suelo usar una espátula para mezclarla suavemente, ya que no quiero que se baten demasiado y pierda su consistencia cremosa.

Una vez que hayas incorporado la nutella, vierte la mezcla sobre la base de galleta que habíamos preparado anteriormente. Utiliza una espátula para alisar la superficie y asegurarte de que el relleno esté distribuido uniformemente.

Tarta de queso con nutella

Horneado y enfriado

¡Ahora viene mi parte favorita! Una vez que hayas vertido la mezcla de queso y nutella sobre la base de galleta, es hora de hornear nuestra deliciosa tarta. Precalienta el horno a 180°C y hornea la tarta durante 45-50 minutos.

¡Ojo! Es importante que el centro esté casi firme, pero sin pasarse. Recuerdo la primera vez que horneé esta tarta, me emocioné tanto que la saqué demasiado pronto y se desmoronó un poco.

Una vez que la tarta esté lista, déjala enfriar a temperatura ambiente durante 1 hora. Te recomiendo aprovechar este tiempo para limpiar la cocina y preparar la mesa para el postre.

Después de que la tarta se haya enfriado, refrigérala durante al menos 2 horas antes de servir. Esto ayudará a que la tarta se asiente y tenga una textura más firme y cremosa.

Receta

Tarta de queso con nutella

Tiempo de preparación: 30 minutos + 1 hora de horneado y enfriado

Una tarta de queso con nutella que combina lo mejor de dos mundos: el sabor suave y cremoso del queso con la dulzura y la textura de la nutella.

Ingredientes

  • 200 g de galletas tipo María
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 500 g de queso crema
  • 100 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 200 g de nutella

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C y prepara un molde desmontable de 22 cm de diámetro. Tritura las galletas en un procesador de alimentos o en una bolsa con un rodillo hasta obtener un polvo fino. Derrite la mantequilla en el microondas o en un cazo a fuego bajo y mezcla con las galletas trituradas.
  • Presiona la mezcla de galletas y mantequilla en el fondo del molde, asegurándote de que quede compacta y uniforme. Refrigera durante 30 minutos mientras preparas el relleno.
  • En un bol grande, bate el queso crema con el azúcar hasta que estén bien integrados. Añade los huevos uno a uno, batiendo después de cada adición. Incorpora el extracto de vainilla.
  • Vierte la mitad de la mezcla de queso sobre la base de galletas. Calienta la nutella en el microondas durante 30 segundos para que sea más fácil de manejar y añádela encima del queso. Extiéndela suavemente con una espátula, tratando de no mezclarla con el queso.
  • Vierte el resto de la mezcla de queso sobre la nutella y alisa la superficie con una espátula. Hornea durante 45-50 minutos, o hasta que el centro de la tarta esté casi firme.
  • Retira la tarta del horno y deja que se enfríe a temperatura ambiente durante 1 hora. Después, refrigérala durante al menos 2 horas antes de servir.