tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso y piña

¡Disfruta de una tarta de queso y piña que te dejará sin palabras! Esta deliciosa combinación de queso cremoso y piña jugosa es la perfecta receta para impresionar a tus invitados en cualquier ocasión. Con su base crujiente y su topping de caramelo, esta tarta es una verdadera delicia.

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa tarta de queso y piña, necesitarás reunir los siguientes ingredientes. Por cierto, yo suelo usar galletas María para la base, pero si lo prefieres, puedes experimentar con otras galletas tipo digestive o graham crackers.

  • Galletas María – 200 g (o tu galleta favorita)
  • Mantequilla sin sal – 100 g (¡no te olvides de derretirla!)
  • Queso crema – 500 g (yo siempre opto por una marca de confianza)
  • Azúcar – 200 g (puedes usar azúcar blanca o morena, según tu gusto)
  • Huevos – 3 (a temperatura ambiente, para facilitar la mezcla)
  • Extracto de vainilla – 1 cucharadita (¡no te saltes este ingrediente, le da un toque especial!)
  • Piña en almíbar – 1 lata (400 g) (si quieres, puedes usar piña fresca y caramelizarla tú mismo)
  • Azúcar moreno – 2 cucharadas (para darle un sabor rico a la piña caramelizada)
Tarta de queso y piña

Preparación de la base de galleta

¡La base de galleta es el primer paso para crear una tarta de queso y piña espectacular! Recuerdo cuando mi abuela me enseñó a preparar esta base por primera vez; era una tarde de domingo lluviosa y nos encerramos en la cocina para hornear juntas.

Ese día aprendí que una base de galleta perfecta es crucial para lograr una tarta de queso irresistible.

Para comenzar, tritura las galletas hasta obtener un polvo grueso. Mi recomendación personal es utilizar galletas tipo María, pero si lo prefieres, puedes experimentar con diferentes tipos de galletas para darle un toque único a tu tarta.

A continuación, mezcla el polvo de galleta con la mantequilla derretida hasta conseguir una textura arenosa.

Una vez que tengas la mezcla lista, presiónala uniformemente en el fondo de un molde desmontable. Asegúrate de que la base quede bien compacta para evitar que se desmorone al cortar la tarta.

Después, refrigera la base durante al menos 30 minutos para que se endurezca antes de añadir el relleno de queso.

¡El relleno de queso es el corazón de nuestra tarta de queso y piña! Es tan fácil de preparar que no te lo creerás. Recuerdo la primera vez que lo hice, estaba tan emocionada por impresionar a mis amigos con una tarta casera que no podía esperar para ver sus caras.

Para empezar, simplemente mezcla todos los ingredientes del relleno en un bol hasta que obtengas una crema suave y homogénea. No te preocupes si no es perfectamente liso, ¡eso le dará un toque casero y encantador!

Una vez que tengas tu crema de queso lista, vierte sobre la base de galleta que preparamos anteriormente. Asegúrate de extenderla uniformemente para que cada bocado tenga la misma cantidad de delicioso relleno.

Horneado y enfriado: ¡El momento de la verdad!

Ahora que has preparado tu deliciosa tarta de queso y piña, ha llegado el momento de hornearla y dejarla enfriar. ¡Este paso es crucial para obtener una tarta perfecta!

Personalmente, me encanta el olor que se desprende del horno cuando estoy horneando una tarta de queso. ¡Es simplemente irresistible!

Para hornear tu tarta, precalienta el horno a 180ºC (350ºF) y hornea durante 35-40 minutos, o hasta que el centro esté ligeramente tembloroso. Recuerda no abrir el horno durante los primeros 30 minutos, ya que podrías hacer que la tarta se baje o se agriete.

Una vez horneada, retira la tarta del horno y déjala enfriar a temperatura ambiente durante 1 hora. Después, refrigérala durante al menos 4 horas (o mejor aún, toda la noche) antes de decorarla con la piña caramelizada.

¡Espero que disfrutes de esta deliciosa tarta de queso y piña!

Tarta de queso y piña

Decoración con piña

¡La decoración con piña es el toque final perfecto para tu tarta de queso y piña! Recuerdo la primera vez que probé la piña caramelizada encima de una tarta de queso; fue en una cena familiar y me enamoré de la combinación de sabores.

¡No te preocupes! Decorar tu tarta con piña caramelizada es muy sencillo. Solo sigue estos pasos:

  1. Corta la piña en rodajas finas.
  2. Calienta una sartén a fuego medio y añade el azúcar moreno. Cuando se disuelva, agrega la piña y cocina hasta que se caramelice. El caramelizado le da a la piña un sabor dulce y profundo que combina a la perfección con el queso.
  3. Decora la tarta con la piña caramelizada y sirve fría.

Receta

Tarta de queso y piña

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos (incluyendo el enfriado)

Una deliciosa tarta de queso con piña caramelizada, perfecta para compartir en reuniones familiares o con amigos.

Ingredientes

  • 200 g de galletas María
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 500 g de queso crema
  • 200 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 lata de piña en almíbar (400 g)
  • 2 cucharadas de azúcar moreno

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C (arriba y abajo) y forra un molde desmontable de 22 cm con papel de hornear.
  • Tritura las galletas en un procesador de alimentos o en una bolsa con un rodillo hasta obtener un polvo fino. Derrite la mantequilla y mezcla con las galletas trituradas.
  • Vierte la mezcla de galletas en el molde y presiona firmemente para formar la base. Refrigera durante 30 minutos.
  • En un bol, mezcla el queso crema con el azúcar hasta que quede suave y cremoso. Añade los huevos de uno en uno, batiendo después de cada adición.
  • Incorpora el extracto de vainilla y mezcla bien. Vierte la mezcla sobre la base de galletas y alisa la superficie.
  • Hornea durante 35-40 minutos o hasta que el centro esté casi firme. Deja enfriar a temperatura ambiente y luego refrigera durante al menos 2 horas.
  • Escurre la piña y corta en rodajas finas. Calienta una sartén a fuego medio y añade el azúcar moreno. Cuando se disuelva, agrega la piña y cocina hasta que se caramelice.
  • Decora la tarta con la piña caramelizada y sirve fría.