tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso payoyo

Prepara esta tarta de queso payoya, suave y cremosa como la mantequilla derretida. Con un sabor único y una textura sedosa, esta tarta de queso payoya es una delicia para los sentidos.

¡No te pierdas esta receta sencilla y deliciosa!

Ingredientes necesarios

¡Vamos a ver qué ingredientes necesitas para preparar esta deliciosa tarta de queso payoyo! Aquí tienes los principales: queso payoyo, huevos, nata y galletas.

Para el queso payoyo, te recomiendo buscar uno de buena calidad para que tu tarta tenga un sabor excepcional.

En cuanto a las galletas, puedes usar las que más te gusten, yo suelo usar galletas María, pero seguro que también quedaría riquísima con galletas tipo Digestive o incluso con Oreo.

Tarta de queso payoyo

Preparación de la base

¡Comencemos con la base para nuestra deliciosa tarta de queso payoyo! Sigue mis pasos y verás lo fácil que es.

Lo primero que debes hacer es triturar las galletas hasta que queden en polvo. Si tienes una procesadora de alimentos, ¡te resultará muy sencillo! Yo recuerdo que de pequeña, mi abuela me dejaba ayudarla triturando las galletas en una bolsa con un rodillo de cocina.

Una vez tengas el polvo de galletas listo, mézclalo con mantequilla derretida. Verás cómo se forma una masa uniforme y fácil de manejar.

Por último, extiende esta masa en el fondo del molde. Asegúrate de presionar firmemente para crear una base sólida que aguante el relleno de queso payoyo. ¡Ya casi tenemos nuestra tarta lista!

¡Prepara el relleno cremoso de tu tarta de queso payoyo!

¡Vamos a por el paso más importante de esta deliciosa tarta de queso payoyo! Su relleno cremoso y suave hará que quieras repetir una y otra vez.

Comienza batiendo los huevos y el azúcar hasta que obtengas una mezcla esponjosa y ligera. Recuerdo que mi abuela siempre decía que "la paciencia es la clave para un buen relleno" así que no te apures y bate con calma.

Una vez tengas la mezcla de huevos y azúcar lista, incorpora el queso payoyo y la nata. Mezcla suavemente hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y tengas una textura homogénea.

Por último, vierte el relleno sobre la base de galletas que ya habrás preparado. Asegúrate de extenderlo uniformemente para que tu tarta de queso payoyo quede perfecta.

¡Ya casi está lista! Sigue los pasos de horneado y enfriado que te indicamos anteriormente y disfruta de tu deliciosa tarta de queso payoyo.

Tarta de queso payoyo

Horneado y enfriado de la tarta de queso payoyo

¡Ahora que tenemos nuestra base y relleno listos, es hora de hornear nuestra deliciosa tarta de queso payoyo! Sigue mis consejos y verás cómo sale perfecta.

Precalienta el horno a 180ºC y hornea la tarta durante 35-40 minutos. Recuerdo que la primera vez que hice esta tarta, me preocupaba que se quemara, así que vigila el horneado y si ves que se dora demasiado rápido, cubre la superficie con papel de aluminio.

Una vez horneada, déjala enfriar a temperatura ambiente durante 15-20 minutos. Luego, refrigérala durante al menos 2 horas antes de servir. Esto ayudará a que la tarta se asiente y no se agriete.

Como sugerencia personal, te recomiendo hornear la tarta un día antes de servirla. De esta forma, el sabor se intensifica y la textura se vuelve más cremosa.

Receta

Tarta de queso payoyo

Tiempo de preparación: 45 minutos

Una tarta de queso payoyo cremosa y deliciosa, perfecta para compartir con amigos y familia.

Ingredientes

  • 200 g de galletas María
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 500 g de queso payoyo
  • 3 huevos
  • 150 g de azúcar
  • 250 ml de nata para montar

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180ºC y prepara un molde desmontable de 22 cm de diámetro.
  • Tritura las galletas hasta convertirlas en polvo y mézclalas con la mantequilla derretida. Presiona esta mezcla en la base del molde y reserva en la nevera.
  • Bate los huevos y el azúcar hasta que la mezcla esté espumosa. Añade el queso payoyo y la nata, y mezcla hasta obtener una textura suave y homogénea.
  • Vierte el relleno sobre la base de galletas y hornea durante 30-35 minutos, o hasta que la tarta esté ligeramente dorada y firme al tacto.
  • Deja enfriar la tarta a temperatura ambiente y luego refrigérala durante al menos 2 horas antes de desmoldar y servir.