tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso y chocolate sin horno

Esta tarta de queso y chocolate sin horno es una delicia cremosa y sedosa que se derrite en la boca. Con una base crujiente de galletas y un relleno suave y delicioso de queso y chocolate, esta tarta es perfecta para satisfacer tus antojos dulces!

Ingredientes necesarios

¡Vamos a ver los ingredientes principales que necesitas para preparar esta deliciosa tarta!

  • Queso crema – Yo prefiero usar queso crema de buena calidad, ya que le da una textura más cremosa a la tarta. Si lo prefieres, puedes optar por una versión light para reducir las calorías.
  • Chocolate – Puedes usar tu chocolate favorito, ya sea negro, con leche o blanco. Yo suelo usar chocolate negro con un 70% de cacao para obtener un sabor intenso.
  • Galletas – Para la base de la tarta, utiliza galletas tipo María o galletas digestive. Si quieres darle un toque diferente, también puedes probar con galletas de chocolate o de galleta.
  • Nata – Necesitarás nata para montar con un mínimo de 35% de materia grasa. Esto ayudará a que la mezcla de queso y chocolate quede más suave y esponjosa.
Tarta de queso y chocolate sin horno

Preparación de la base de galleta

¡Empecemos con la base de galleta, el primer paso para crear nuestra deliciosa tarta de queso y chocolate sin horno! Trituraremos las galletas hasta convertirlas en polvo y las mezclaremos con mantequilla derretida.

Recuerda que puedes usar tu procesador de alimentos o incluso una bolsa y un rodillo para triturar las galletas. Una vez tengamos la mezcla lista, presionémosla uniformemente en el molde y refrigerémosla para que se compacte y quede perfecta.

Elaboración del relleno de queso y chocolate

Ahora llega mi parte favorita: ¡la elaboración del relleno de queso y chocolate! Fundiremos el chocolate y lo dejaremos enfriar ligeramente. Personalmente, me encanta derretirlo al baño María para conseguir un resultado perfecto.

Mientras tanto, batiremos el queso crema con la nata y el azúcar glass hasta obtener una mezcla suave. Recuerda no batirlo en exceso para evitar que la mezcla se corte.

Una vez el chocolate esté listo, incorporaremos el chocolate fundido al relleno y mezclaremos suavemente hasta que quede bien integrado. ¡Esto creará una combinación deliciosa de queso y chocolate que seguro conquistará a todos tus comensales!

Montaje de la tarta

¡Es hora de que tu tarta de queso y chocolate sin horno comience a tomar forma! El siguiente paso consiste en verter el delicioso relleno sobre nuestra base de galleta ya preparada. Lo más importante es que lo extiendas uniformemente para conseguir una superficie lisa y tentadora.

Recuerdo la primera vez que preparé esta tarta, me costó un poco alisar el relleno, ¡pero con un poco de paciencia lo conseguí! Así que no te desanimes si al principio no te sale perfecto, ¡todos hemos pasado por eso!

Tarta de queso y chocolate sin horno

Una vez que hayas cubierto la base de galleta con el relleno, puedes dejar volar tu creatividad y decorar la tarta con elementos como virutas de chocolate, frutos rojos o incluso más galletas trituradas. Eso sí, no te sientas obligado a decorarla si no quieres, ¡su sabor será igual de delicioso!

Y ahora, toca esperar. Refrigera la tarta durante al menos 4 horas antes de servirla. Esto permitirá que el relleno se asiente y adquiera la consistencia adecuada, ¡para que puedas disfrutar de una tarta de queso y chocolate sin horno perfectamente cremosa!

Receta

Tarta de queso y chocolate sin horno

Tiempo de preparación: 30 minutos + 4 horas de refrigeración

Una deliciosa tarta de queso y chocolate sin necesidad de horno, perfecta para los amantes del dulce.

Ingredientes

  • 200 g de galletas tipo María
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 300 g de queso crema
  • 100 g de nata para montar
  • 100 g de azúcar glass
  • 200 g de chocolate negro

Instrucciones paso a paso

  • Comienza triturando las galletas en un procesador de alimentos hasta obtener un polvo fino. Derrite la mantequilla y mezcla con las galletas trituradas.
  • Presiona la mezcla uniformemente en el fondo de un molde desmontable de 20 cm de diámetro y refrigera durante 30 minutos para que se compacte.
  • Mientras tanto, funde el chocolate al baño María o en el microondas a intervalos cortos, removiendo hasta que esté suave y brillante. Déjalo enfriar ligeramente.
  • En un bol, bate el queso crema con la nata y el azúcar glass hasta obtener una mezcla cremosa y suave.
  • Incorpora el chocolate fundido al relleno de queso y mezcla suavemente hasta que estén bien combinados.
  • Vierte el relleno sobre la base de galleta, alisa la superficie con una espátula y decora con virutas de chocolate o galletas trituradas (opcional).
  • Refrigera la tarta durante al menos 4 horas antes de servir para que se asiente y adquiera la consistencia deseada.

Notas:

  • Puedes utilizar chocolate con leche o blanco en lugar de chocolate negro para variar el sabor.
  • Si lo prefieres, puedes sustituir las galletas tipo María por galletas de chocolate o galletas digestive.
  • Para una presentación más elegante, sirve la tarta acompañada de frutos rojos o nata montada.