tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso y limón

¡Descubre la frescura y la dulzura en cada bocado con esta tarta de queso y limón! Una receta sencilla que te sorprenderá por su textura cremosa y su punto cítrico, perfecta para cualquier ocasión.

Siempre que tengo invitados, busco impresionarlos con postres que sean fáciles de hacer y que estén llenos de sabor. Por eso, esta tarta de queso la viña se ha convertido en mi aliada en la cocina.

Y si eres un amante de las tartas de queso, no te puedes perder la tarta de queso con arándanos, otra delicia que dejará a todos pidiendo más.

Esta receta de tarta de queso y limón es tan fácil que querrás hacerla una y otra vez. ¡Anímate a probarla y comparte tu obra maestra culinaria!

Ingredientes necesarios

¡Vamos a echar un vistazo a los ingredientes estrella de esta tarta! Necesitarás queso crema, limones y galletas.

  • Queso crema – Yo prefiero usar queso crema fresco para obtener una textura más cremosa. Si no encuentras queso crema, puedes sustituirlo por queso mascarpone o requesón, ¡pero el sabor puede variar ligeramente!
  • Limones – No escatimes en los limones, ya que su sabor ácido es clave en esta receta. Utiliza limones frescos para exprimir el zumo y rallar la cáscara. ¡Te aseguro que notarás la diferencia en sabor!
  • Galletas – Puedes usar las galletas que más te gusten para la base de la tarta. Yo suelo optar por galletas integrales o digestive, pero si prefieres un sabor más dulce, ¡prueba con galletas de mantequilla o de chocolate!
Tarta de queso y limón

Pasos previos a la preparación

¡Comenzamos con nuestra deliciosa tarta de queso y limón! Antes de ponernos manos a la obra, es fundamental elegir ingredientes de primera calidad y preparar el molde y el horno.

  • Cuando selecciono ingredientes, siempre opto por queso crema fresco, limones recién exprimidos y galletas integrales. ¡Te aseguro que notarás la diferencia en el sabor!
  • Para preparar el molde, puedes untar mantequilla en sus paredes o forrarlo con papel de hornear. Personalmente, prefiero la segunda opción, ya que facilita el desmoldado de la tarta.
  • No te olvides de precalentar el horno a 180°C para que esté listo cuando la tarta esté preparada. Recuerda, un horno precalentado es clave para un horneado exitoso.

Elaboración de la base de galleta

¡Comenzamos con la base de la tarta, que es una de mis partes favoritas! Está hecha de galletas trituradas y mantequilla, lo que le da una textura crujiente y deliciosa.

Cuando era pequeña, mi abuela me enseñó a hacer la base de galleta para sus tartas. Desde entonces, he experimentado con diferentes tipos de galletas y mantequilla para encontrar la combinación perfecta.

  1. Tritura las galletas hasta convertirlas en polvo. Puedes usar una procesadora de alimentos o simplemente meterlas en una bolsa y aplastarlas con un rodillo. Si quieres una base más gruesa, puedes dejar algunos trozos de galleta más grandes.
  2. Mezcla el polvo de galletas con la mantequilla derretida hasta que esté bien integrado. Asegúrate de que todas las galletas estén cubiertas con mantequilla. Yo suelo usar mantequilla sin sal, pero si prefieres un sabor más salado, puedes usar mantequilla con sal.
  3. Presiona la mezcla de galletas en el fondo del molde y mételo en la nevera para que se enfríe y endurezca. Esto es importante para que la base se mantenga firme cuando añadas el relleno.

Preparación del delicioso relleno de queso y limón

¡No puedo esperar a que pruebes este relleno! Es tan cremoso y con un toque ácido del limón que enamorará a todos tus invitados.

  1. Para empezar, mezcla los ingredientes del relleno hasta obtener una crema homogénea. Recuerda que puedes hacerlo a mano o utilizar una batidora eléctrica, ¡lo que prefieras!
  2. A continuación, agrega la ralladura y el zumo de limón. Personalmente, me encanta usar limones frescos para obtener el máximo sabor.
  3. Por último, vierte el relleno sobre la base de galleta y alisa la superficie. ¡Ya casi está listo!

Como variación, puedes añadir un poco de ralladura de cáscara de naranja para darle un toque cítrico adicional. ¡O prueba con diferentes tipos de queso para experimentar con sabores!

Y cuando esté listo, sirve esta deliciosa tarta de queso y limón como postre en tus reuniones familiares o con amigos. Estoy segura de que será el éxito de la fiesta.

Tarta de queso y limón

Horneado y enfriado

¡Ya estamos casi listos para disfrutar de esta deliciosa tarta de queso y limón! Después de haber vertido el relleno sobre la base de galleta, es hora de hornear.

Precalienta el horno a 180°C y hornea la tarta durante unos 40-45 minutos. Recuerda que todos los hornos son diferentes, así que vigila la tarta para asegurarte de que no se dore demasiado.

Cuando el relleno esté cuajado y ligeramente dorado en la superficie, ¡sabrás que está lista! Retírala del horno y déjala enfriar a temperatura ambiente durante unos 30 minutos. A mí me encanta ver cómo la tarta se asienta y adquiere su forma final durante este tiempo.

Después de dejarla enfriar, refrigérala en el frigorífico durante al menos 2 horas. Esto ayudará a que el relleno se solidifique y evitará que se agriete al cortarla. ¡Solo queda disfrutar de tu obra maestra!

Receta

Tarta de queso y limón

Tiempo de preparación: 30 minutos + 1 hora de horneado y enfriado

Una deliciosa tarta de queso y limón con una base crujiente de galleta, perfecta para los amantes de los postres ácido-dulces.

Ingredientes

  • 200 g de galletas (integrales, digestive o de mantequilla)
  • 100 g de mantequilla sin sal derretida
  • 500 g de queso crema fresco
  • 150 g de azúcar
  • 3 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Zumo y ralladura de 2 limones frescos

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C y engrasa un molde desmontable de 23 cm.
  • Tritura las galletas en un procesador de alimentos o en una bolsa con un rodillo hasta obtener polvo de galleta. Mezcla con la mantequilla derretida y presiona la mezcla en el fondo del molde.
  • Refrigera la base de galleta durante 15 minutos para que se asiente.
  • Bate el queso crema y el azúcar en un bol hasta que estén suaves y cremosos. Añade los huevos de uno en uno, batiendo bien después de cada adición.
  • Incorpora el extracto de vainilla, el zumo y la ralladura de limón. Vierte la mezcla sobre la base de galleta y alisa la superficie.
  • Hornea durante 35-40 minutos, o hasta que el centro esté casi firme. Deja enfriar la tarta en el horno apagado durante 1 hora con la puerta entreabierta.
  • Refrigera la tarta durante al menos 2 horas antes de desmoldar y servir.