tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso Philadelphia con gelatina y sin nata

¡Esta tarta de queso Philadelphia con gelatina y sin nata es espectacularmente deliciosa! Con su textura suave y cremosa, esta tarta es el postre perfecto para deleitar a tus invitados en cualquier ocasión especial.

Ingredientes necesarios

¡Vamos a ver qué ingredientes necesitas para preparar esta deliciosa tarta de queso Philadelphia con gelatina y sin nata!

  • 200 g de galletas María – Puedes usar otras galletas, pero las María son mis favoritas para la base.
  • 100 g de mantequilla sin sal – Si solo tienes mantequilla con sal, reduce un poco la cantidad de sal que añadas en otros momentos de la receta.
  • 500 g de queso Philadelphia – ¡Este es el ingrediente estrella! Asegúrate de usar queso de calidad para obtener el mejor sabor.
  • 125 g de azúcar – Si prefieres un sabor menos dulce, puedes reducir la cantidad de azúcar a tu gusto.
  • 1 sobre de gelatina neutra en polvo (10 g) – La gelatina es la clave para que la tarta quede bien firme. ¡No te la saltes!
  • 50 ml de agua – Necesitarás este agua para disolver la gelatina antes de mezclarla con el queso.
Tarta de queso Philadelphia con gelatina y sin nata

Preparación de la base de galleta

¡La elaboración de la base de galleta para esta tarta de queso Philadelphia con gelatina y sin nata es tan sencilla que te sorprenderá! Personalmente, me encanta el crujiente que aporta a la tarta. Solo necesitas triturar las galletas y mezclarlas con mantequilla derretida.

Aquí tienes los pasos:

  • Tritura las galletas hasta obtener un polvo grueso.
  • Mezcla el polvo de galletas con la mantequilla derretida hasta que esté bien integrado.
  • Presiona firmemente la mezcla sobre el fondo de un molde desmontable.
  • Refrigera durante 30 minutos antes de agregar el relleno.

Si lo deseas, puedes añadir una pizca de sal o canela a la mezcla para darle un toque extra de sabor.

Elaboración del relleno de queso y gelatina

¡Ya estamos listos para preparar el delicioso relleno de queso Philadelphia y gelatina! Este paso es crucial para obtener una tarta con la textura perfecta.

  1. Comenzamos disolviendo la gelatina en agua caliente. Personalmente, siempre utilizo agua tibia del grifo, ya que me resulta más cómodo y obtengo un buen resultado.

  2. Mientras tanto, en un bol, mezclamos el queso Philadelphia con el azúcar hasta obtener una crema suave y uniforme. Recuerda que la clave está en usar un queso de calidad para conseguir el mejor sabor.

    Mi truco personal es dejar el queso a temperatura ambiente unos minutos antes de empezar a mezclarlo, así se integra mejor con el azúcar.

  3. Una vez disuelta la gelatina y enfriada a temperatura ambiente, la incorporamos a la mezcla de queso y azúcar. Removemos bien para integrarla por completo y evitar que se formen grumos.

  4. Por último, vertemos el relleno sobre la base de galleta y refrigeramos la tarta durante al menos 3 horas, o hasta que esté firme.

    Si te gusta el sabor del limón, puedes añadir un poco de zumo de limón a la mezcla de queso y gelatina antes de verterla sobre la base. ¡Le dará un toque refrescante y delicioso!

Tarta de queso Philadelphia con gelatina y sin nata

Receta

Tarta de queso Philadelphia con gelatina y sin nata

Tiempo de preparación: 30 minutos + 3 horas de refrigeración

Una tarta de queso ligera y deliciosa, perfecta para disfrutar en cualquier ocasión.

Ingredientes

  • 200 g de galletas María
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 500 g de queso Philadelphia
  • 125 g de azúcar
  • 1 sobre de gelatina neutra en polvo (10 g)
  • 50 ml de agua

Instrucciones paso a paso

  • Prepara la base de galleta triturando las galletas en un procesador de alimentos o en una bolsa con un rodillo. Derrite la mantequilla y mézclala con las galletas trituradas. Presiona esta mezcla en el fondo de un molde desmontable y refrigera durante 30 minutos.
  • Disuelve la gelatina en agua caliente y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Mientras tanto, en un bol, mezcla el queso Philadelphia con el azúcar hasta obtener una crema suave.
  • Incorpora la gelatina disuelta a la mezcla de queso y azúcar, removiendo bien para integrarla por completo. Vierte el relleno sobre la base de galleta y refrigera la tarta durante al menos 3 horas, o hasta que esté firme.

Notas:

  • Puedes decorar la tarta con frutas frescas, mermelada o sirope de chocolate antes de servir.
  • Si prefieres una base más crujiente, puedes hornearla durante 10 minutos a 180°C antes de refrigerarla.
  • Para una versión vegana, utiliza galletas sin lácteos, mantequilla vegetal y un queso crema vegano.