tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso: receta tradicional paso a paso

¡Descubre el secreto de la tarta de queso tradicional! Con esta receta paso a paso, te convertirás en un experto de este clásico postre, disfrutando de su textura suave y sabor inigualable.

La tarta de queso es un favorito eterno, y con razón. Su cremosidad y sabor rico la convierten en la elección perfecta para cualquier ocasión. ¿Quieres impresionar a tus invitados o simplemente darte un capricho? Esta receta es tu mejor aliada.

Además, si te apasiona la repostería, no dejes de probar la tarta de queso cremosa, o si prefieres algo más ligero, la tarta de queso con yogur griego es una opción exquisita.

Y para los amantes de los sabores intensos, os recomiendo la tarta de queso y turrón, una combinación ganadora que sorprenderá a todos.

Por qué te encantará esta receta

  • Un capricho irresistible - Esta tarta de queso tiene ese punto cremoso que te hace cerrar los ojos y disfrutar en cada bocado.
  • Fácil y sin complicaciones - Olvídate de técnicas complejas; esta receta es tan sencilla que te sorprenderás de lo rápido que puedes prepararla.
  • El toque de la abuela - Con un aroma y sabor que te transportarán a las meriendas en casa de tu abuela, esta tarta de queso tiene el secreto de la tradición.

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa tarta de queso, necesitarás algunos ingredientes básicos. Empezamos con el queso crema, ¡mi favorito es el Philadelphia! También necesitarás quesos para fundir, como Gouda o Cheddar. Yo suelo usar una combinación de ambos para darle un sabor más rico.

No podemos olvidarnos de los huevos, que ayudan a que la tarta quede esponjosa, y la nata, que le da una textura suave y cremosa. Por último, las galletas, que puedes triturar tú mismo o comprar ya trituradas.

Yo prefiero las galletas María, pero si quieres darle un toque diferente, puedes usar galletas de chocolate o de digestive.

Tarta de queso: receta tradicional paso a paso

Paso 1: Preparación de la base de galletas

¡Comenzamos con la base de nuestra deliciosa tarta de queso! ¿Sabías que la base de galletas le da a la tarta esa textura crujiente que combina perfectamente con el relleno cremoso?

Para preparar la base, elige tus galletas favoritas. Yo suelo usar galletas María, pero si quieres darle un toque diferente, puedes probar con galletas de chocolate o de digestive.

  1. Tritura las galletas hasta conseguir un polvo fino. Puedes usar un robot de cocina o simplemente meterlas en una bolsa y aplastarlas con un rodillo o un vaso.
  2. Añade mantequilla derretida y mezcla bien hasta que las galletas estén bien impregnadas. Esto ayudará a que la base se compacte y no se desmorone al cortar la tarta.
  3. Forra el molde con la mezcla de galletas y presiona firmemente con la parte trasera de una cuchara o con los dedos. ¡Asegúrate de que la base quede bien compacta y uniforme!

Una vez tengas la base lista, métela en el frigorífico mientras preparas el relleno. Esto ayudará a que se endurezca y no se desmorone al añadir el relleno.

Paso 2: Elaboración del relleno de queso

¡Vamos a darle vida a nuestra tarta de queso con un relleno cremoso y delicioso! Empezamos batiendo los huevos en un bol, como si estuviéramos preparando una tortilla de huevos para desayunar.

Luego, agregamos los quesos y la nata, y mezclamos hasta obtener una crema suave y sedosa, ¡como las nubes! Recuerda que puedes usar diferentes combinaciones de quesos para darle un toque personal a tu tarta.

Una vez que tengamos la mezcla lista, la vertemos sobre la base de galletas. Asegúrate de que la mezcla se distribuya uniformemente para obtener una tarta perfectamente horneada. ¡Yo suelo darle unos golpecitos al molde para eliminar las burbujas de aire!

Tarta de queso: receta tradicional paso a paso

Paso 3: Horneado y enfriado, ¡el momento de la verdad!

¡Ahora viene la parte emocionante! Hornea tu tarta de queso a temperatura media durante el tiempo indicado en la receta. Personalmente, me gusta comprobar la tarta después de 30 minutos para asegurarme de que no se está dorando demasiado rápido.

Una vez que el horneado haya finalizado, déjala enfriar a temperatura ambiente antes de desmoldarla. ¡Este paso es crucial para que la tarta mantenga su forma perfecta! Una vez que la tarta esté fría al tacto, puedes desmoldarla con cuidado.

Por último, refrigérala durante al menos 2 horas antes de servir. Si tienes paciencia, deja que la tarta repose en la nevera durante toda la noche; ¡estará aún más deliciosa!

Receta

Tarta de queso tradicional

Tiempo de preparación: 20 minutos + 45 minutos de horneado + enfriamiento

Una tarta de queso clásica y deliciosa que te transportará a los sabores de antaño. Perfecta para compartir en reuniones familiares o con amigos.

Ingredientes

  • 200 g de galletas tipo María
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 500 g de queso crema
  • 200 g de queso para fundir tipo Gouda o Cheddar
  • 3 huevos
  • 200 ml de nata para montar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C (arriba y abajo) y forra el fondo de un molde desmontable de 22 cm de diámetro con papel de hornear.
  • Tritura las galletas en un procesador de alimentos hasta obtener un polvo fino. Derrite la mantequilla en el microondas o en un cazo a fuego bajo. Mezcla las galletas trituradas con la mantequilla derretida y presiona firmemente la mezcla en el fondo del molde.
  • En un bol grande, bate los huevos ligeramente. Añade el queso crema, el queso para fundir rallado, la nata, el extracto de vainilla y la sal. Mezcla hasta obtener una crema suave y homogénea.
  • Vierte la mezcla de queso sobre la base de galletas y alisa la superficie con una espátula.
  • Hornea la tarta durante 45 minutos o hasta que el centro esté cuajado y ligeramente dorado. Retira del horno y deja enfriar completamente antes de desmoldar.
  • Refrigera la tarta durante al menos 2 horas antes de servir. Decora con frutas frescas, mermelada o caramelo, si lo deseas.

Notas:

  • Puedes utilizar diferentes combinaciones de quesos para fundir, como Mozzarella, Emmental o Brie.
  • Si prefieres una base de galletas más crujiente, puedes hornearla durante 10 minutos antes de añadir el relleno de queso.
  • La tarta de queso se conserva en la nevera hasta 3 días.