tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso con hojaldre

¡Sumérgete en el mundo de la tarta de queso con hojaldre! Una fusión irresistible que aúna la suavidad del queso con el crujiente encanto del hojaldre. No es simplemente un postre, es una aventura culinaria que está esperando a ser descubierta. Si te consideras un verdadero fanático de las tartas de queso, prepárate para quedar encantado con esta receta.

Ya sea para un cumpleaños o una cena casual, esta tarta promete ser la estrella de la mesa. Y para seguir sorprendiendo a tus sentidos, ¿por qué no intentas la combinación estelar de queso y chocolate? Es un dúo que jamás decepciona.

Para los amantes de lo tradicional, os traigo una versión clásica del arroz con leche, un postre que evoca recuerdos de la infancia. Y si deseas aventurarte en sabores más atrevidos, te invito a probar los espaguetis mar y tierra, una propuesta que dejará a tus comensales pidiendo más.

Recuerda, el secreto de una tarta de queso sublime reside en la excelencia de los ingredientes. Así que no escatimes y ve por los mejores, tu paladar te lo agradecerá.

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa tarta de queso con hojaldre, necesitarás reunir los siguientes ingredientes. Personalmente, prefiero usar hojaldre fresco, pero si estás corto de tiempo, el congelado también funciona bien.

  • Hojaldre - Utiliza una lámina de hojaldre fresco o congelado. Si usas hojaldre congelado, recuerda descongelarlo durante una hora antes de empezar.
  • Queso crema - Necesitarás 250 gramos de queso crema para el relleno. Yo suelo usar Philadelphia, pero cualquier marca de buena calidad funcionará.
  • Queso rallado - Utiliza 100 gramos de queso rallado para dar sabor al relleno. Puedes usar queso parmesano, mozzarella o incluso una mezcla de varios quesos.
  • Huevos - Necesitarás 3 huevos medianos para ligar los ingredientes del relleno. Asegúrate de que estén a temperatura ambiente antes de usarlos.
  • Nata para cocinar - Utiliza 150 ml de nata para cocinar para obtener una textura suave. Si no tienes nata para cocinar, puedes usar crema de leche con un 35% de grasa.
  • Azúcar - Agrega 75 gramos de azúcar blanquilla para endulzar el relleno. Si prefieres un relleno menos dulce, puedes reducir la cantidad de azúcar a tu gusto.
Tarta de queso con hojaldre

Preparación de la base crujiente de hojaldre

La base de hojaldre es una de mis partes favoritas en esta tarta de queso. ¡El contraste entre el hojaldre crujiente y el relleno cremoso es simplemente delicioso! Para prepararla, sigue estos sencillos pasos:

  1. Extiende la lámina de hojaldre fresco o descongelado en un molde para tartas. Yo prefiero engrasarlo ligeramente con mantequilla para que el hojaldre no se pegue.
  2. Pincha la superficie del hojaldre con un tenedor para evitar que se hinche durante el horneado. Luego, hornea a temperatura moderada (180°C) durante unos 15 minutos, o hasta que la base esté ligeramente dorada.

¡Truco! Si quieres que tu base de hojaldre quede aún más crujiente, puedes cubrirla con papel aluminio y añadir peso, como legumbres secas, antes de hornearla. De esta forma, evitarás que la masa se eleve y conseguirás una base perfectamente plana y crujiente.

Elaboración del riquísimo relleno de queso

¡Este relleno de queso es una delicia que no puedes dejar de probar! Yo siempre recomiendo utilizar huevos frescos para obtener una textura más cremosa y esponjosa.

  1. Bate los huevos en un bol hasta que estén espumosos. Personalmente, prefiero utilizar un batidor de mano para obtener mejores resultados.
  2. A continuación, añade el queso crema, el queso rallado, la nata y el azúcar. Mezcla hasta obtener una crema suave y homogénea. Si lo prefieres, puedes sustituir el azúcar blanquilla por azúcar moreno o incluso por miel para darle un toque diferente.

Recuerda que la calidad de los ingredientes es clave para obtener un relleno de queso exquisito. ¡No dudes en probar diferentes marcas de queso crema y queso rallado hasta encontrar tus favoritos!

Tarta de queso con hojaldre

Montaje y horneado de la tarta

¡Este es el momento más esperado! Ya tienes la base de hojaldre dorada y crujiente y el riquísimo relleno de queso listo para ser combinados. ¡Sigue estos pasos y en poco tiempo tendrás una tarta de queso con hojaldre de escándalo!

  1. Cuidadosamente, vierte el relleno de queso sobre la base de hojaldre previamente horneada, asegurándote de extenderlo de forma uniforme en todo el molde. De esta forma, conseguirás una tarta con una superficie lisa y atractiva.
  2. Hornea la tarta a temperatura media-baja (160°C) durante unos 30-40 minutos, o hasta que el relleno esté firme y ligeramente dorado en la superficie. Recuerda que cada horno es diferente, así que vigila la tarta durante el horneado para evitar que se queme. Si notas que la superficie se está dorando demasiado rápido, puedes taparla con un poco de papel aluminio.

¡Truco! Para comprobar si la tarta está lista, sacúdela suavemente. Si el centro apenas se mueve, ¡está perfecta! Si todavía está muy líquido, hornea la tarta durante unos minutos más y vuelve a comprobar.

Receta

Tarta de queso con hojaldre

Tiempo de preparación: 1 hora y 15 minutos

Una tarta de queso con hojaldre cremosa y deliciosa, perfecta para sorprender a tus invitados en cualquier ocasión.

Ingredientes

  • 1 hojaldre fresco o congelado (si es congelado, deja descongelar durante 1 hora)
  • 250 g de queso crema
  • 100 g de queso rallado (parmesano, mozzarella o mezcla)
  • 3 huevos medianos a temperatura ambiente
  • 150 ml de nata para cocinar
  • 75 g de azúcar blanquilla

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C (moderado). Extiende el hojaldre en un molde desmontable de 22-24 cm de diámetro. Pincha la superficie con un tenedor y hornea durante 10-12 minutos, hasta que esté ligeramente dorado.
  • Mientras tanto, en un bol grande, bate los huevos. Añade el queso crema, el queso rallado, la nata y el azúcar. Mezcla hasta obtener una crema homogénea.
  • Retira el molde del horno y deja enfriar durante unos minutos. Luego, vierte el relleno de queso sobre la base de hojaldre previamente horneada.
  • Hornea la tarta a 160°C (temperatura media-baja) durante 30-40 minutos, o hasta que el relleno esté cuajado y ligeramente dorado. Deja enfriar antes de desmoldar y servir.

Notas:

  • Puedes decorar la tarta con frutas frescas, mermelada o caramelo antes de servir.
  • Si prefieres un relleno menos dulce, reduce la cantidad de azúcar a tu gusto.
  • La tarta de queso con hojaldre se puede guardar en el frigorífico hasta 3 días en un recipiente hermético.