tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso con quesitos

Una delicia en cada bocado, la tarta de queso con quesitos transforma un clásico en una experiencia nueva y emocionante. ¿Te atreves a descubrir su cremosidad y sabor inigualable? Es el postre estrella que no puede faltar en tus celebraciones y encuentros familiares.

Para los que su corazón late más fuerte por las tartas de queso, he aquí mis recomendaciones estelares: la tradicional tarta de queso al horno, perfecta para los puristas; la innovadora tarta de queso y chocolate en Thermomix, una fusión para los más atrevidos; y la irresistible tarta de queso con oreo, un sueño para los amantes de las galletas.

Y si lo que buscas es el acompañante ideal para tu tarta, no puedes pasar por alto el alioli casero sin huevo, una salsa que aporta un toque suave pero característico que elevará tus platos a la categoría de obra maestra.

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa tarta de queso con quesitos, vamos a necesitar algunos ingredientes clave. Empecemos por el queso crema, ¡un imprescindible! Necesitarás 500 gramos para lograr una textura cremosa y suave.

A continuación, vamos con los quesitos. Te recomiendo utilizar 200 gramos para darle a nuestra tarta ese toque único y sabroso. Si no encuentras quesitos, siempre puedes usar otro queso fresco, pero recuerda que el sabor final puede variar un poco.

Llegamos a las galletas, base fundamental de nuestra tarta. Necesitarás 200 gramos de galletas, preferiblemente del tipo María o similar. Yo suelo usar estas galletas porque me encanta el contraste crujiente que aportan, pero si tienes otra preferencia, no dudes en utilizarlas.

La mantequilla es otro ingrediente importante, ya que nos ayudará a compactar la base de galleta y a darle un sabor delicioso. Necesitarás 100 gramos para lograrlo.

En cuanto al azúcar, vamos a dividirlo en dos partes: 100 gramos para la base y 50 gramos para el relleno. Esto hará que nuestra tarta tenga el dulzor justo en cada capa.

Por supuesto, no podemos olvidarnos de los huevos, que nos ayudarán a ligar todos los ingredientes del relleno. Necesitarás 3 unidades.

Para asegurarnos de que la tarta sube bien y queda esponjosa, añadiremos una cucharadita pequeña de levadura química.

Por último, pero no menos importante, el extracto de vainilla. Con solo una cucharadita pequeña, le daremos a nuestra tarta un toque aromático y delicioso.

Tarta de queso con quesitos

Pasos previos a la preparación

Antes de empezar a preparar nuestra deliciosa tarta de queso con quesitos, ¡vamos a dar unos pasos previos fundamentales! Estos consejos te ayudarán a conseguir una tarta de 10.

  • Ingredientes de calidad: No hay secretos, ¡la calidad se nota en el sabor! Utiliza ingredientes frescos y de buena calidad para asegurarte de que tu tarta queda espectacular.

  • Prepara el molde: Engrasa ligeramente un molde desmontable de 22 cm de diámetro y forrálo con papel de horno. Esto facilitará el desmoldado y evitará que se pegue.

  • Precalienta el horno: Pon el horno a precalentar a 180°C con calor arriba y abajo. Así, cuando estés lista para hornear, el horno también lo estará.

Elaboración de la base de galleta

¡Vamos a empezar con la base de nuestra tarta de queso con quesitos! Para ello, solo necesitas un par de ingredientes: galletas y mantequilla.

Yo suelo usar galletas del tipo María, ya que me encanta el contraste crujiente que aportan a la tarta. Pero si tú prefieres otro tipo de galleta, ¡adelante! Lo importante es que la base quede bien compacta y con un sabor delicioso.

Lo primero que haremos será triturar las galletas hasta convertirlas en polvo. Puedes usar un robot de cocina o simplemente meterlas en una bolsa y aplastarlas con un rodillo o un vaso.

Una vez tengamos el polvo de galleta, agregaremos la mantequilla derretida y mezclaremos bien hasta obtener una pasta homogénea.

A continuación, forraremos el molde con papel vegetal y verteremos la mezcla de galleta y mantequilla. Con la ayuda de una cuchara o un vaso, aplastaremos la mezcla contra el fondo y las paredes del molde hasta formar una base uniforme.

Por último, hornearemos la base de galleta a 180°C durante 10 minutos. Esto ayudará a que la base quede más crujiente y no se desmorone al cortar la tarta.

Tarta de queso con quesitos

Preparación del relleno de queso y quesitos

¡Es hora de darle vida al corazón cremoso de nuestra tarta! El relleno de queso y quesitos es la estrella de este postre, así que vamos a prepararlo con mucho cariño. Mezclamos los ingredientes del relleno hasta obtener una crema homogénea y suave. ¡Recuerda que la clave está en no batir demasiado para evitar que se forme grumos!

Una vez tengamos nuestra crema de queso perfecta, vertemos la mezcla sobre la base de galleta previamente horneada. Con la ayuda de una espátula, alisamos la superficie para que quede lisa y uniforme. Si quieres darle un toque extra, puedes espolvorear un poco de canela o ralladura de limón sobre el relleno antes de hornear la tarta. ¡Estos aromas harán que tu tarta de queso con quesitos sea irresistible!

Horneado y enfriado

¡Llegó el momento de darle vida a nuestra tarta de queso con quesitos! Para ello, seguiremos unos sencillos pasos. Hornear y enfriar la tarta adecuadamente es fundamental para lograr una textura perfecta.

Precalienta el horno a 180°C con calor arriba y abajo. Mientras tanto, coloca la base de galleta con el relleno en el horno y hornea durante 40 minutos. ¡Ojo! No todos los hornos son iguales, así que vigila tu tarta para evitar que se queme.

Para comprobar si está lista, haz la prueba del cuchillo. Introduce un cuchillo en el centro de la tarta y retíralo. Si sale limpio, ¡enhorabuena! Tu tarta está lista para enfriarse.

Una vez horneada, retira la tarta del horno y déjala enfriar a temperatura ambiente durante 30 minutos. Después, cúbrela con film transparente y métela en la nevera durante al menos 4 horas antes de servir. Esto ayudará a que la tarta se asiente y no se agriete al cortarla.

Receta

Tarta de queso con quesitos

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos (incluido el enfriado)

Una tarta de queso cremosa y deliciosa con el toque único de los quesitos, perfecta para compartir en reuniones familiares o con amigos.

Ingredientes

  • 500 g de queso crema
  • 200 g de quesitos
  • 200 g de galletas María o similares
  • 100 g de mantequilla
  • 150 g de azúcar (100 g para la base y 50 g para el relleno)
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita pequeña de levadura química
  • 1 cucharadita pequeña de extracto de vainilla

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C y prepara un molde desmontable de 22 cm de diámetro, engrasándolo ligeramente.
  • Tritura las galletas en un procesador de alimentos hasta obtener un polvo fino. Añade la mantequilla derretida y 100 g de azúcar, mezclando bien hasta que se forme una pasta.
  • Vierte la mezcla de galletas en el molde y presiona firmemente con la ayuda de una cuchara o el fondo de un vaso para formar una base uniforme. Hornea durante 10 minutos y deja enfriar.
  • Mientras tanto, en un bol grande, bate el queso crema junto con los 50 g de azúcar restantes hasta que quede suave y cremoso.
  • Agrega los huevos de uno en uno, mezclando bien después de cada adición.
  • Incorpora los quesitos, la levadura química y el extracto de vainilla, y mezcla suavemente hasta que todos los ingredientes estén bien combinados.
  • Vierte la mezcla sobre la base de galleta horneada y alisa la superficie con una espátula.
  • Hornea la tarta durante 35-40 minutos, o hasta que el centro esté casi firme y ligeramente tembloroso. Apaga el horno y deja la tarta en su interior durante 15-20 minutos más, con la puerta ligeramente abierta.
  • Retira la tarta del horno y deja que se enfríe completamente a temperatura ambiente antes de refrigerarla durante al menos 2 horas o preferiblemente toda la noche.
  • Desmolda la tarta con cuidado y sirve fría, decorada con un poco de mermelada de frutos rojos o fresas, si lo deseas.