tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso mascarpone y galletas

Si hay algo que reúne a la familia alrededor de la mesa con una sonrisa, es sin duda la tarta de queso mascarpone y galletas. Esta joya culinaria, que se prepara sin necesidad de horno, es un festín para los sentidos y el broche de oro para cualquier celebración.

Desde que descubrí el secreto de su textura cremosa, gracias al mascarpone, y su base crujiente de galletas, se ha convertido en la estrella de nuestros postres familiares. Y lo mejor es que permite jugar con los sabores, añadiendo frutas de temporada o un chorrito de sirope para personalizarla.

No puedo dejar de recomendarte la tarta de queso con leche condensada, una variante igualmente sencilla y exquisita. Y si eres fan de los contrastes, la tarta de queso con arándanos te conquistará con su combinación de dulce y ácido.

Y para aquellos que adoran los sabores de siempre, las berenjenas rellenas de la abuela son un viaje al pasado lleno de gusto y tradición. Por otro lado, las lentejas a la riojana son mi salvación en los días de invierno, un plato que reconforta el alma y calienta el corazón.

Por qué te encantará esta receta

  • Sabor inigualable - Te prometo que la fusión entre el mascarpone y las galletas creará un sabor único que te sorprenderá y te hará desear más.
  • Cremosidad pura - Imagina una textura tan suave que se deshace en la boca, esa es la sensación que el mascarpone añade a cada porción de esta tarta.
  • Perfecta para cualquier momento - Ya sea un capricho entre semana o el broche de oro para tus celebraciones, esta tarta se adapta a cualquier situación, conquistando paladares.

Ingredientes necesarios

¡Vamos a ver los ingredientes principales que protagonizan esta deliciosa tarta de queso mascarpone y galletas! Necesitarás mascarpone, queso crema, galletas y algunos otros componentes clave.

  • Mascarpone – Este queso italiano es la estrella de la receta. Yo prefiero usar mascarpone de buena calidad, ya que le da a la tarta una textura suave y cremosa.
  • Queso crema – El queso crema se combina perfectamente con el mascarpone, añadiendo un toque de sabor adicional. Puedes usar queso crema normal o light, según tus preferencias.
  • Galletas – Para la base de la tarta, puedes usar las galletas que más te gusten. Yo suelo usar galletas tipo María, pero también quedan deliciosas con galletas de digestive o de chocolate.
  • Azúcar – Necesitarás azúcar para endulzar tanto la base de galletas como el relleno de queso. Puedes usar azúcar blanco o moreno, según tus preferencias.
  • Mantequilla – La mantequilla derretida ayuda a compactar la base de galletas y le da un sabor delicioso. Puedes usar mantequilla sin sal o con sal, según tus preferencias.
  • Huevos – Los huevos ayudan a espesar el relleno de queso y le dan una textura suave. Asegúrate de usar huevos frescos para obtener los mejores resultados.
  • Extracto de vainilla – El extracto de vainilla le da un toque de sabor adicional a la tarta. Si no tienes extracto de vainilla, puedes usar esencia de vainilla o incluso canela en polvo.
Tarta de queso mascarpone y galletas

Pasos previos a la preparación

¡Hola, cocineros! Antes de empezar a preparar nuestra riquísima tarta de queso mascarpone y galletas, hay algunos pasos previos que debemos seguir para asegurarnos de que todo salga perfecto.

Recuerdo la primera vez que intenté hacer esta tarta. Todo parecía estar saliendo bien, pero entonces me di cuenta de que había olvidado precalentar el horno. ¡Qué desastre! Desde entonces, siempre me aseguro de seguir estos pasos previos a la preparación.

En primer lugar, elegiremos ingredientes de calidad. Esto marcará la diferencia en el sabor y la textura de nuestra tarta. Personalmente, me encanta usar mascarpone de buena calidad y galletas tipo María, pero tú puedes usar tus favoritas.

Una vez que tengamos todos los ingredientes, precalentaremos el horno a 180°C. Mientras tanto, engrasaremos el molde con un poco de mantequilla o aceite de oliva para evitar que la tarta se pegue.

¡Y ya estamos listos para comenzar con la elaboración de nuestra tarta!

Elaboración de la base de galleta

¡Vamos a empezar con la base de galleta, una parte fundamental de nuestra tarta de queso mascarpone y galletas! Para ello, tritura unas 200 gramos de galletas hasta conseguir un polvo grueso. Personalmente, me gusta usar un robot de cocina para hacer esto, pero puedes usar también una bolsa de plástico y un rodillo.

Una vez trituradas las galletas, añade 80 gramos de mantequilla derretida y mezcla bien hasta que la mantequilla se integre por completo con las migas de galleta. Este es el momento de ensuciarse un poco las manos, así que no dudes en remover la mezcla con tus dedos para asegurarte de que esté bien combinada.

A continuación, presiona la mezcla de galleta y mantequilla en el fondo del molde que hayas elegido. Yo suelo usar un molde desmontable de 22 centímetros de diámetro, pero puedes usar el que tengas a mano. Asegúrate de que la base quede uniforme y compacta, ya que será la base de nuestra deliciosa tarta.

Por último, hornea la base de galleta en el horno precalentado a 180 grados durante 10 minutos. Esto ayudará a que la base se endurezca ligeramente y no se desmorone cuando añadas el relleno. Una vez horneada, deja enfriar la base antes de añadir el relleno de mascarpone y queso crema.

¡Y ya está! Con estos sencillos pasos, habrás creado una base de galleta perfecta para nuestra tarta de queso mascarpone y galletas. ¡Ahora solo queda preparar el relleno y disfrutar de esta delicia!

Preparación del relleno

¡Preparar el relleno de mascarpone y queso crema es súper fácil y divertido! Recuerdo la primera vez que lo hice, quedé fascinada con la textura cremosa y suave que conseguí. ¡Te aseguro que tú también lo vas a disfrutar!

Para empezar, vamos a mezclar los ingredientes del relleno hasta obtener una crema homogénea. Yo suelo usar una batidora de mano para hacerlo, pero si tienes una batidora de varillas o incluso una batidora de pie, ¡puedes usarla también!

Una vez que tengas la mezcla lista, verás que tiene una consistencia suave y esponjosa, ¡eso significa que lo has hecho perfecto!

A continuación, vertemos la crema sobre la base de galleta que preparamos anteriormente y la alisamos cuidadosamente. Puedes usar una espátula o una cuchara para hacerlo, lo importante es que quede bien distribuida y con una superficie lisa.

¡Y ya está! Ahora solo queda hornear nuestra tarta y dejarla enfriar antes de disfrutarla. Si quieres darle un toque extra, puedes espolvorear un poco de canela o cacao en polvo por encima antes de servirla. 

Tarta de queso mascarpone y galletas

Horneado y enfriado

¡Llegó el momento de darle vida a nuestra tarta de queso mascarpone y galletas! Sigue estos pasos para hornearla a la perfección y conseguir una textura suave y cremosa.

  • Horneado: Hornea la tarta en el horno precalentado a 180°C (350°F) durante 30-35 minutos, o hasta que el centro esté ligeramente tembloroso. Recuerda no abrir el horno durante los primeros 25 minutos para evitar que la tarta se baje.
  • Enfriado: Retira la tarta del horno y déjala enfriar a temperatura ambiente durante 1 hora. Después, cúbrela con papel film y refrigérala durante al menos 4 horas, o mejor aún, toda la noche. Esto ayudará a que la tarta se asiente y evitará que se agriete.

¡Truco! Si aún así tu tarta se agrieta, no te preocupes. Simplemente cubre la superficie con mermelada, nata montada o frutos rojos antes de servirla. ¡Nadie notará la diferencia y le dará un toque delicioso!

Receta

Tarta de queso mascarpone y galletas

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos (incluido el enfriado)

Una deliciosa tarta de queso mascarpone y galletas para deleitar a tus invitados en cualquier ocasión.

Ingredientes

  • 250 g de galletas (María, digestive o de chocolate)
  • 100 g de mantequilla sin sal derretida
  • 500 g de mascarpone
  • 250 g de queso crema
  • 125 g de azúcar (blanco o moreno)
  • 3 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C (arriba y abajo) y forra el fondo de un molde desmontable de 22 cm con papel de hornear.
  • Tritura las galletas en un procesador de alimentos o en una bolsa con un rodillo hasta obtener un polvo fino. Mezcla las galletas trituradas con la mantequilla derretida y presiona la mezcla en el fondo del molde.
  • Hornea la base de galletas durante 10 minutos y deja enfriar mientras preparas el relleno.
  • En un bol grande, mezcla el mascarpone, el queso crema y el azúcar hasta que quede una crema suave. Añade los huevos de uno en uno, batiendo bien después de cada adición.
  • Incorpora el extracto de vainilla y mezcla hasta obtener una crema homogénea.
  • Vierte la mezcla sobre la base de galletas enfriada y alisa la superficie con una espátula.
  • Hornea la tarta durante 35-40 minutos, o hasta que el centro esté casi firme. Apaga el horno y deja la tarta en el horno con la puerta entreabierta durante 30 minutos para evitar que se agriete.
  • Retira la tarta del horno y deja enfriar completamente a temperatura ambiente antes de refrigerarla durante al menos 2 horas o hasta que esté bien fría.
  • Desmolda la tarta con cuidado y decórala con frutas frescas, mermelada o caramelo, si lo deseas.

Notas:

  • Puedes preparar la tarta con antelación y guardarla en el frigorífico hasta 2 días antes de servir.
  • Si utilizas un molde más pequeño, aumenta el tiempo de horneado. Si utilizas un molde más grande, reduce el tiempo de horneado.
  • Para una versión más ligera, puedes usar queso crema light y sustituir la mitad del azúcar por edulcorante.