tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso al horno con base de galleta

Un postre que conquista corazones, la tarta de queso al horno con base de galleta es una delicia que no puede faltar en tu repertorio culinario. Con su textura irresistiblemente cremosa y esa base crujiente que todos adoran, se convierte en la estrella de cualquier celebración.

¿Te imaginas el sabor de cada bocado? Para los que buscan más aventuras gastronómicas, os invito a descubrir la receta tradicional de tarta de queso, un clásico infalible. Y si lo que deseas es un toque cítrico, el bizcocho de yogur de limón esponjoso será vuestro aliado perfecto.

Para los devotos de lo verde, nada como un brócoli con bechamel, sencillez y sabor en un solo plato. Y en esos días de frío, ¿qué mejor que una crema de lentejas para calentar el alma?

Por qué te encantará esta receta

  • Equilibrio perfecto - Te sorprenderás con la combinación ideal entre el dulce del queso y el toque salado de la base.
  • Textura soñada - La crujiente base de galleta y el cremoso relleno de queso forman el dúo perfecto.
  • Tu toque personal - Atrévete a experimentar y añade tus toppings preferidos para crear una versión única.

Ingredientes necesarios

¡Vamos a ver qué ingredientes necesitas para preparar esta deliciosa tarta de queso! Los protagonistas principales son el queso crema, las galletas y el azúcar.

  • Queso crema – Yo siempre opto por una marca de confianza para asegurarme de que el queso tenga la textura perfecta. Si lo prefieres, puedes usar queso mascarpone como alternativa.
  • Galletas – Para la base de la tarta, utiliza galletas tipo María o galletas de mantequilla. Personalmente, me encanta triturar unas cuantas galletas extra para espolvorearlas por encima de la tarta antes de servirla.
  • Azúcar – Utiliza azúcar blanquilla o azúcar moreno, dependiendo de tu preferencia. Recuerda que el azúcar moreno le dará un toque más caramelizado a tu tarta.
Tarta de queso al horno con base de galleta

Preparación de la base de galleta: ¡El primer paso hacia una tarta de queso espectacular!

La base de galleta es el soporte perfecto para nuestra deliciosa tarta de queso. Te confieso que, cuando era pequeña, solía robarme un poco de la mezcla de galletas y mantequilla antes de hornearla. ¡Era irresistible!

Para preparar la base, tritura las galletas hasta obtener un polvo grueso. Mezcla este polvo con la mantequilla derretida hasta que esté bien integrado. Si lo prefieres, puedes añadir una cucharada de azúcar moreno para darle un toque de sabor adicional.

Una vez que tengas la mezcla lista, viertela en el molde y presiona firmemente con los dedos para formar la base. A continuación, refrigérala durante al menos 30 minutos antes de añadir el relleno de queso. Esto ayudará a que la base se mantenga compacta y no se desmorone al cortar la tarta.

Si quieres darle un toque diferente a tu tarta, puedes experimentar con distintos tipos de galletas para la base. Las galletas de chocolate o las galletas de gengibre son algunas de mis favoritas.

Elaboración del relleno de queso: ¡La estrella de nuestra tarta!

Ahora que ya tenemos nuestra base de galleta lista, ¡es hora de pasar a la estrella del espectáculo! El relleno de queso es la parte más deliciosa y cremosa de nuestra tarta de queso al horno. Te confieso que, cuando preparo esta receta, siempre tengo que luchar contra la tentación de comer el relleno directamente del bol.

Para hacer el relleno, comenzamos mezclando el queso crema con el azúcar hasta obtener una crema suave y homogénea. El queso crema es el ingrediente clave para lograr esa textura irresistiblemente cremosa. Si lo prefieres, puedes usar queso mascarpone como alternativa, ¡también queda delicioso!

Una vez que tengamos el queso y el azúcar bien integrados, añadimos los huevos uno a uno, batiendo después de cada adición. Los huevos ayudan a dar consistencia al relleno y a que quede perfectamente esponjoso.

Por último, incorporamos el extracto de vainilla y la sal a la mezcla. El extracto de vainilla le da un toque de sabor especial al relleno, mientras que la sal equilibra los sabores y realza la cremosidad del queso.

Una vez que tengamos todos los ingredientes bien mezclados, vertemos la crema sobre la base de galleta y alisamos la superficie con una espátula. ¡Y ya estamos listos para hornear nuestra deliciosa tarta de queso!

¡TIP! Después de hornear y enfriar la tarta, puedes espolvorear un poco de azúcar glas sobre la superficie para darle un toque extra de dulzura y un bonito aspecto.

Tarta de queso al horno con base de galleta

Horneado y enfriado de tu tarta de queso

¡Llegó el momento de hornear tu deliciosa tarta de queso! Pero, ¡espera! Antes de meterla en el horno, déjame contarte una pequeña historia. La primera vez que hice una tarta de queso, la saqué demasiado pronto y se me agrietó. Desde entonces, aprendí la importancia de seguir los pasos de horneado y enfriado con precisión.

Para hornear tu tarta de queso, precalienta el horno a 160°C (arriba y abajo) y coloca la rejilla en la parte media del horno. Hornea la tarta durante 45-50 minutos o hasta que el centro esté casi firme. Recuerda no abrir la puerta del horno durante el proceso de horneado, ya que podrías alterar la cocción.

Una vez horneada, apaga el horno y abre la puerta ligeramente. Deja que la tarta se enfríe en el horno durante una hora. Esto ayudará a evitar que se agriete. Después, retira la tarta del horno y deja que se enfríe completamente a temperatura ambiente.

Cuando la tarta esté fría, cúbrela con film transparente y refrigérala durante al menos 4 horas o, mejor aún, toda la noche. Esto permitirá que el relleno se asiente y adquiera la consistencia perfecta.

Decoración y presentación

¡Ahora que tu tarta de queso está horneada y fría, llega mi parte favorita: decorarla y presentarla de manera atractiva! Puedes usar frutas frescas, mermeladas o caramelo para darle un toque especial a tu creación.

Algunas ideas que te sugiero para decorar tu tarta de queso son:

  • Espolvorear azúcar glas sobre la superficie (¡me encanta el contraste entre el dulce y el toque crujiente!)
  • Añadir rodajas de frutas como fresas, kiwis o plátanos (recuerda que también puedes usar frutas deshidratadas si no tienes frescas a mano).
  • Extender una capa fina de mermelada de frambuesa o mora sobre el relleno de queso (¡este consejo lo aprendí de mi abuela y le da un sabor delicioso!)
  • Derretir caramelo y dejarlo caer en hilos sobre la tarta (si quieres impresionar a tus invitados, ¡este es el toque final perfecto!)

Para una presentación atractiva, te recomiendo servir la tarta en un plato bonito y acompañarla con más frutas frescas o galletas. ¡Buen provecho!

Receta

Tarta de queso al horno con base de galleta

Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de horneado: 40-45 minutos
Tiempo total: 1 hora 15 minutos

Ingredientes

  • 250 g de galletas tipo María
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 500 g de queso crema
  • 150 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C (arriba y abajo). En un procesador de alimentos o en una bolsa de plástico con un rodillo, tritura las galletas hasta obtener un polvo fino.
  • Derrite la mantequilla en el microondas o en un cazo a fuego bajo. Mezcla la mantequilla derretida con las galletas trituradas hasta que estén bien integradas.
  • Vierte la mezcla de galletas en un molde desmontable de 22 cm de diámetro y presiona firmemente con la parte de atrás de una cuchara para formar la base. Refrigera durante 20 minutos para que se asiente.
  • En un bol grande, mezcla el queso crema con el azúcar hasta que estén bien combinados. Añade los huevos de uno en uno, batiendo después de cada adición.
  • Incorpora el extracto de vainilla y la sal a la mezcla de queso. Vierte la mezcla sobre la base de galleta fría y alisa la superficie con una espátula.
  • Hornea la tarta durante 40-45 minutos, o hasta que el centro esté casi firme. Deja enfriar la tarta en el molde sobre una rejilla durante 1 hora, y luego refrigera durante al menos 3 horas antes de desmoldar y servir.