tartadequesosinhorno.com

Recetas paso a paso

Tarta de queso idiazabal

Una delicia inconfundible, la tarta de queso idiazabal es ese postre que, una vez lo pruebas, no puedes dejar de pensar en él. Su sabor ahumado y textura cremosa la convierten en una verdadera joya gastronómica.

¿Has experimentado ya el placer de una tarta de queso japonesa? Si no es así, te espera una sorpresa exquisita. Y para los que valoran la tradición, nada como la clásica tarta de queso al horno, siempre un acierto.

¿Y qué me dices de la tarta de queso asturiana? Un sabor con carácter que te transportará al corazón de Asturias. Descubre el secreto para preparar esta espectacular tarta de queso idiazabal y deja que tus invitados se deleiten con un postre inolvidable.

Ingredientes necesarios

Vamos a echar un vistazo a los ingredientes estrella de nuestra tarta de queso idiazabal. ¡Toma nota!

  • Queso idiazabal – Este queso con Denominación de Origen Protegida (DOP) es el protagonista indiscutible de nuestra tarta. Yo prefiero rallarlo yo misma, pero si estás apurado, puedes encontrarlo rallado en algunas tiendas.
  • Galletas tipo María – Para la base de galleta, utiliza galletas tipo María. Si quieres darle un toque diferente, prueba con galletas de canela o digestive.
  • Mantequilla sin sal – La mantequilla sin sal es perfecta para la base de galleta, ya que nos permite controlar la cantidad de sal en la receta. Si solo tienes mantequilla con sal, reduce la cantidad de sal que añadas al relleno.
  • Nata para montar – La nata le da una textura suave y cremosa al relleno. Asegúrate de usar nata con un mínimo de 35% de materia grasa.
  • Azúcar – El azúcar equilibra el sabor intenso del queso idiazabal. Puedes usar azúcar blanco o moreno, según tu preferencia.
  • Huevos – Los huevos enriquecen el relleno y le dan una textura esponjosa. Asegúrate de que estén a temperatura ambiente antes de usarlos.
  • Extracto de vainilla – El extracto de vainilla le da un toque de sabor adicional a nuestra tarta. Si no tienes extracto, puedes usar una vaina de vainilla y raspar las semillas.
Tarta de queso idiazabal

¡Pasos previos esenciales para triunfar!

¡Olvídate del estrés en la cocina! Antes de lanzarte a preparar nuestra deliciosa tarta de queso idiazabal, sigue estos consejos que te garantizarán el éxito de la receta.

Como siempre digo, elige ingredientes de primera calidad, como un queso idiazabal fresco y mantequilla sin sal. Además, prepara el molde adecuadamente y precalienta el horno para que todo salga a la perfección.

Elaboración de la base de galleta

¡Comencemos con la base de galleta, un elemento esencial en nuestra tarta de queso idiazabal!

Lo primero que haremos será triturar las galletas. Puedes usar un procesador de alimentos o simplemente meterlas en una bolsa y aplastarlas con un rodillo o un vaso. Personalmente, me encanta el sonido que hacen las galletas al triturarse, ¡es como música para mis oídos!

Una vez trituradas, mezclaremos las galletas con la mantequilla derretida. Asegúrate de que la mantequilla esté bien derretida para que se integre fácilmente con las galletas y obtengas una mezcla homogénea.

A continuación, vamos a formar la base en el molde. Para ello, simplemente extiende la mezcla de galletas y mantequilla sobre el fondo del molde, presionando con la parte trasera de una cuchara o con los dedos. ¡No te preocupes si no queda perfectamente lisa! Una base de galleta un poco irregular le da un toque casero y auténtico a la tarta.

Por último, hornearemos la base durante unos minutos para que se compacte y adquiera consistencia. ¡Y ya tendremos lista la base de nuestra deliciosa tarta de queso idiazabal!

Tarta de queso idiazabal

Preparación del relleno de queso idiazabal: ¡una delicia cremosa!

Soy una gran fan de los quesos intensos y el idiazabal es uno de mis favoritos. Para el relleno de esta tarta, solo necesitas unos pocos ingredientes y en menos de 10 minutos lo tendrás listo.

  1. En un bol, mezcla el queso idiazabal rallado, el queso crema, los huevos, el azúcar y la harina hasta obtener una crema homogénea. ¡No te preocupes si no queda perfectamente suave! La textura final de la tarta estará espectacular.

  2. Vierte la mezcla sobre la base de galleta que previamente horneaste y alisa la superficie con una espátula. ¡Y ya está! Ahora solo queda hornear la tarta y dejarla enfriar antes de disfrutarla.

Horneado y enfriado

¡El horneado y el enfriado de nuestra tarta de queso idiazabal son pasos cruciales para lograr una textura perfecta y cremosa! Yo siempre digo que la paciencia es clave en la cocina, y en este caso no podría ser más cierto.

Hornea la tarta en el horno precalentado a 180°C durante 35-40 minutos, o hasta que esté ligeramente dorada y apenas temblorosa en el centro. ¡No te impacientes y evita abrir el horno constantemente, ya que podrías alterar la cocción y provocar que la tarta se baje!

Una vez horneada, deja enfriar la tarta en el molde sobre una rejilla durante 1 hora. Después, refrigérala durante al menos 2 horas antes de desmoldar y servir. Esto ayudará a que la tarta se asiente y adquiera una textura más firme.

¡Sirve tu tarta de queso idiazabal con una cucharada de mermelada de frambuesa o arándanos, y disfruta de una experiencia gastronómica única!

Receta

Tarta de queso idiazabal

Tiempo de preparación: 60 minutos

Una tarta de queso con un toque único y delicioso gracias al queso idiazabal.

Ingredientes

  • 200 g de galletas tipo María
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 500 g de queso idiazabal
  • 200 g de nata para montar
  • 100 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Instrucciones paso a paso

  • Precalienta el horno a 180°C y prepara un molde desmontable de 22 cm de diámetro.
  • Tritura las galletas en un procesador de alimentos hasta obtener un polvo fino. Derrite la mantequilla y mézclala con las galletas trituradas.
  • Coloca la mezcla de galletas en el molde y presiona firmemente para formar la base. Hornea durante 10 minutos y deja enfriar.
  • Mientras tanto, en un bol grande, mezcla el queso idiazabal, la nata, el azúcar y el extracto de vainilla hasta obtener una crema homogénea.
  • Incorpora los huevos uno a uno, mezclando bien después de cada adición.
  • Vierte la mezcla sobre la base de galletas y alisa la superficie.
  • Hornea durante 35-40 minutos, o hasta que la tarta esté ligeramente dorada y apenas temblorosa en el centro.
  • Deja enfriar la tarta en el molde sobre una rejilla durante 1 hora. Luego, refrigérala durante al menos 2 horas antes de desmoldar y servir.